Marruecos vota en comicios generales acerca de el futuro del encuentro islamista en el poder

Los marroquíes votan este miércoles en unas comicios legislativas y locales que decidirán el futuro del partido islamista PJD, en el poder Desde hace una década. A mitad de el jornada, la tasa de participación era del 12% a nivel nacional, Según un parte del ministerio del Interior. Esto es dos puntos porcentuales más que en las legislativas de 2016, Pero es la 1era vez que los alrededor 18 millones de electores eligen sus 395 legisladores y más de 31.000 gobernantes comunales y regionales. «Desde esta mañana, la adhesión de los ciudadanos es notable» «Desde esta mañana, la adhesión de los ciudadanos es notable, es tal vez una demuestra de que la tasa de participación será respetable y eso es muy importante», comentó el jefe de gobierno, Saad-Eddine El Othmani, el secretario del PJD (Partido de el poder judicial y el Crecimiento). Para el periódico ‘L’Economiste’ la tasa de participación es «la verdadera clave de los comicios» este miércoles. En las legislativas de 2016, la participación se situó en 43%. Los colegios electorales abrieron a las 08:00 horas locales (07H00 GMT) y cerrarán a las 19:00 horas (18H00 GMT). Las primeras estimaciones llegarán por la noche. Victoria histórica
El líder de gobierno sale del partido que lidera los elecciones legislativos. Es nombrado por el rey Mohamed VI y manera un ejecutivo para un orden de cinco años. Pero, en este reino de 36 millones de residentes, las grandes decisiones en los sectores estratégicos De exactamente la misma manera que la agricultura, la energía o bien la industria son de de las iniciativas del monarca. El PJD (islamista moderado) espera obtener un tercer orden al ante del gobierno. La formación se alzó con una victoria electoral histórica Después de las protestas del ‘Movimiento del 20 de febrero’ -versión marroquí de la Primavera Árabe de 2011- que reclamaba el fin de «la corrupción y el despotismo». Campaña electoral apática
Durante dos semanas, la campaña electoral, marcada por la ausencia de grandes mitines a causa a la pandemia, fue bastante apática. No obstante en los últimos días el tono repuntó entre el PJD y su rival liberal, la Unión Nacional de Independientes (RNI), Ambos preferidos. Otras formaciones que sobresalen, Según los medios locales, son los liberales Partido Autenticidad y Modernidad (PAM) y La cita de Istiqlal (centro-derecha), Ambos en la oposición. En medio la campaña, el PJD denunció el uso «masivo» de dinero para comprar candidatos y votos, Sin embargo sin dar nombres. En repuesto, el líder del PAM, Abdellatif Ouahbi, acusó de manera directa al RNI, que desmintió los hechos. Nuevo cálculo para repartir escaños
Con estas elecciones será la 1era vez, Desde la fecha en que se llevaron a cabo los primeros comicios en Marruecos en 1960, que la repartición de escaños va a ser calculada A partir del número de electores inscritos y no Conforme los votantes. «Queremos unos políticos con una visión clara y no gente que gestione las cosas en la jornada a día» Este nuevo cálculo perjudicará a los grandes partidos y beneficiará a las pequeñas formaciones. No obstante Sólo el PJD se opuso a la reforma. Si obtuviera el mismo resultado que en 2016, el partido islamista conseguiría, Conforme estimaciones, entre 80 y 85 escaños, en frente de los 125 de entonces. Si es que gana de nuevo, esto complicaría la formación de una nueva coalición gubernamental. La campaña electoral se ha caracterizado por una falta de posicionamiento claro de los partidos en cuestiones claves de la sociedad. «Queremos unos políticos con una visión clara y no gente que gestione las cosas en la jornada a día», declaró a AFP Abdeljalil Skaiti, de 43 años, en Rabat. Sea cual sea el resultado de los elecciones, todos los partidos políticos tendrán que adoptar una carta que prevé una «nueva generación de reformas y proyectos», De La misma manera que lo sostuvo recientemente Mohamed VI en un Sólo discurso.