El general de mayor rango de EE.UU. piensa que Trump enloqueció Tras perder las elecciones

El militar de mayor rango en EEUU temió que en sus últimos días en el cargo Donald Trump llevara al país a un conflicto armado. Eso le llevó a contactar a su cuenta y riesgo con República Popular China para estrecharle garantías de que impediría cualquier ataque. Esas revelaciones, efectuadas en un Solo nuevo libro acerca de la salida de Trump del gobierno del prestigioso periodista Bob Woodward, han llevado a destacados republicanos a solicitar la destitución del general Mark Milley, al que Joe Biden ha mantenido en el cargo de jefe del Estado Mayor Grupo. Es más, Según comentan los autores del libro, Milley charló con los comandantes y otros generales de alto rango, y les avisó Ciertamente que no debían ejecutar ataque alguno sin Ya antes hablar con él. Conforme dijo Milley en una reunión secreta en el Pentágono: «No importa lo que les digan, ustedes siguen el protocolo. Y yo soy comunicado de ese protocolo». La revelación más escandalosa es que al margen del presidenta —que es comandante en jefe de las fuerzas armadas— el general Milley hizo dos llamadas telefónicas a su homólogo en Pekín, el general Li Zuocheng, para estrecharle garantías de que EE.UU. no atacaría a República Popular China. Las dos llamadas, Conforme revela Woodward, que destapó la ocación Watergate, y el De la misma forma periodista Robert Costa en el libro «Peligro», tuvieron lugar el 30 de octubre de 2020, Ya antes de las comicios, y el 8 de enero de 2021, dos días entonces del saqueo del Capitolio. El libro cita partes de las conversaciones del general Milley con el general Li. En la 1era, Milley llamó a Pekín Porque disponía de informes de inteligencias que revelaban que China temía un ataque inminente en su contra. «General Li, quiero asegurarle que el gobierno estadounidense es estable y que todo va a ir bien… No vamos a atacar ni ejecutar ninguna cirugía bélica en su contra», indicó Milley, quien a su vez prometió que le alertaría si Trump ordenaba un ataque. La 2da denominada se dirigió para asegurarle a China que pese al saqueo del Capitolio, EE.UU. seguía estable: «Estamos 100% seguros, todo está bien, Pero la democracia puede ser caótica a veces». El influyente senador republicano Marco Rubio le escribió una carta al presidenta Biden solicitando que releve al general Milley de sus responsabilidades. «Estas acciones del general Milley demuestran una clara falta de buen juicio, y le insto a que lo releve de inmediato», dice Rubio. «Este es un anterior peligroso que el general Milley u otros podrían reeditar en cualquier instante en el futuro. Advertencia con destrozar el antiguo principio de control civil de las fuerzas armadas de nuestra nación». Milley viajó elegido para el cargo por Trump, y la relación entre Ambos se quebró en junio de 2020 Tras que el expresidente hiciese al general acompañarle, vestido de combate, a hacerse una foto ante una iglesia que había sido vandalizada frente la Casa Blanca, Después de que los antidisturbios desalojaran con gases asfixiantes y granadas aturdidoras las calles aledañas. El presidente Solo puede movilizar al ejército dentro de EE.UU. en casos de insurrección. Trump se enfrentaba a disturbios generalizados A continuación de un nuevo estallido de protesta racial por la muerte de George Floyd bajo custodia policial. Según revela este nuevo libro, el general Milley está persuadido de que Trump padeció un deterioro cognitivo y mental Tras perder las elecciones, algo que a su vez charló con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi. Según el libro, Milley «estaba seguro de que Trump había entrado en un Sólo serio declive mental Acto seguido de las comicios, con Trump en estado prácticamente maníaco, gritando a funcionarios y construyendo su propia realidad alternativa acerca de interminables conspiraciones electorales». El libro cita a Pelosi, quien le dijo al general Milley: «Usted sabe que [Trump] está loco. Ha estado loco A lo largo de mucho tiempo». Milley respondió: «Señora presidente, estoy de consenso con usted en todo». Además procuró Milley estos incidentes con la directora de la CIA, Gina Haspel, quien Según los autores le informó al general que temía «un golpe de estado de extrema derecha».