Armin Laschet dimite Al afín que líder de los conservadores alemanes Después de su derrota electoral

La noticia no es aún oficial, No obstante se ha filtrado a medios alemanes que Armin Laschet inicia a dar pasos de retirada. El dirigente de la CDU ha dicho en una reunión interna de la directiva del partido que quiere eludir una «batalla personal» y que pretende moderar la transición. Se ha referido a una «propuesta conjunta» de la que se desconocen los detalles y de la celebración de un poder legislativo del encuentro para volver a elegir primer magistrado. «Si va mejor con otras personas, con gusto», han sido sus palabras, «primero el proyecto y acto seguido la persona». Laschet está dando este paso obligado por su absoluta falta de respaldo dentro del partido. Ni siquiera le quedan los apoyos de conveniencia. Ni siquiera su delfín, el actual ministro de Sanidad Jens Spahn, está ya de su parte. En verdad, Antes de que se aviniese a abandonar el cargo, la CDU ya había reservado discretamente la Sala de Exposiciones de Dresde para un congreso del encuentro que tendría sector a inicios de diciembre. Todos y cada uno de los pesos significativos dela CDU toman posiciones A partir de hace días para empezar a dar manera a la sucesión de Merkel El anuncio significa Asimismo que, incluso caso de que llegase a darse una ‘coalición Jamaica’ de conservadores, liberales y verdes, cada jornada menos probable, Laschet no va a ser quién la lidere. «Cómo irán las cosas en adelante en la CDU es algo que se discutirá en el Presidium y el Comité Ejecutivo Federal. La imagen debemos crear ahora es la que estará con nosotros Durante los cercanos cuatro años», ha abierto el nuevo periodo en el seno del partido el líder del grupo parlamentario Ralph Brinkhaus. Esta misma tarde, A partir de las 19:30, se reúnen los barones, los presidentes regionales de la CDU, para charlar al lado de la chimenea, en la representación del estado de Hesse en Berlín, y medir un nuevo equilibrio de poderes entre las familias conservadoras. Humillaciones y desplantes
Laschet pierde De esta manera la batalla por su propia supervivencia, en la que ha luchado A partir de su fracaso en las urnas, el 26 de septiembre, y durante de una serie de humillaciones y desplantes por comunicado de miembros de su partido que hacía ya verdaderamente difícil su continuidad. Múltiples integrantes de alto rango del encuentro habían señalado que los días de Laschet estaban contados y De la misma forma inclusive el ministro de Economía, Peter Altmaier, había llamado en público a una «rápida realineación en términos de personal y contenido». Su última oportunidad era fabricar la posibilidad de una coalición con liberales y verdes Desde su posición de segundo candidato más votado y Laschet se aferró a ella Asimismo que incluso clavo ardiente, Sin embargo no contó ni con el apoyo ni con el entusiasmo de su encuentro en ese proyecto. Más tarde de eludir que Laschet fuese elegido líder del disminuido conjunto parlamentario y ocupar el cargo en su lugar, Brinkhaus afirmó, a modo de premio de consolación, que Laschet podría participar en cualquier conversación exploratoria acerca de una alianza, No obstante destacó que Si bien los conservadores están abiertos a las conversaciones, por después depende de los Verdes y el FDP decidir qué sendero tomar. Markus Soeder, jefe de la Unión Social Cristiana (CSU), El encuentro hermano bávaro de la CDU, Asimismo atacó a Laschet dando por muerta la posibilidad de la alianza Jamaica y afirmando que «Olaf Scholz es quien tiene Ciertamente las mejores posibilidades de ser canciller». Una encuesta realizada por Civey para el diario ‘Augsburger Allgemeine’ ha mostrado que el 71% de los alemanes piensa que está mal que Laschet reclame la cancillería.