Laschet se ofrece para moderar su propia sucesión al frente de la CDU

La Unión Cristianodemócrata (CD) se sumergió este jueves en la busca del sucesor de Merkel. Los presidentes regionales fueron a la representación de Hesse en Berlín para una ‘conversación de chimenea’ sobre los posibles candidatos para sustituir a Armin Laschet, que, Según se filtró a la prensa, dijo El día de hoy en una reunión interna de la directiva que quiere eludir una «batalla personal» y que pretende moderar la transición. Al tiempo que tiraba la toalla, Laschet se refería a una «propuesta conjunta» de la que se desconocen los detalles y pronunció las que tal vez sean sus últimas palabras Al igual que candidato a la Cancillería, dado que este paso atrás lo aparta definitivamente de las improbables negociaciones con liberales y verdes. «Si va mejor con otras personas, con gusto», manifestó, «primero el proyecto y acto seguido la persona». Laschet se ofrecía para «moderar la transición» y «reorganizar la CDU», «desde el presidente, a través del presídium, hasta el comité ejecutivo federal». De Las palabras de Laschet se deduce que confía en hablar con las quince asociaciones regionales de la CDU, las asociaciones adjuntas De La misma manera que las juventudes de la Junge Union (JU) o bien la Mittelstands-und Wirtschaftsvereinigung (MIT), que reúne a las pymes similares, aparte de las asociaciones de barrio. Intentó de deslizar la impresión de que todos los aspirantes deben ser escuchados y al terminante se tiene que seleccionar un candidato, para evitar una campaña electoral interna del partido y, al mismo tiempo, conservar abierta la posibilidad de una ‘coalición Jamaica’, por si fracasasen las conversaciones en curso lideradas por el socialdemócrata Olaf Scholz. Sin embargo apenas se hizo pública su disposición a colocar a disposición del partido su cargo de presidenta, llovió acerca de él un chaparrón de mensajes de despedida. Cuanto más cariñosos, más separaban a Laschet de cualquier tipo de futuro en la CDU. «Adiós y gracias por todo lo que has hecho por el partido», tuiteaba una seguidora sin que Laschet hubiese pronunciado en público la palabra dimisión. Friedrich Merz, el que fuese su contrincante en la pelea por la presidencia de la CDU, tuiteó por su parte: «Haré todo lo posible para encontrar un sendero amistoso para esto, que De la misma forma va a ser aprobado por nuestros miembros». Aun Desde otros partidos Comenzaron a llegar mensajes de despedida para el cadáver burócrata andante. El portavoz de los liberales, Konstantin Kuhle, Agradeció a Laschet «su servicio a nuestro país y por sus décadas de trabajo para la comunidad». Antes de que tendiese la mano que el encuentro le ha tomado hasta el brazo, la directiva de la CDU ya había reservado la Sala de Exposiciones de Dresde para un congreso que tendría lugar a principios de diciembre y en el que absolutamente nadie cuenta con que juegue ya un papel relevante. Laschet pierde De este modo la batalla por su propia supervivencia durante de una serie de humillaciones y desplantes Por un lado de miembros de su encuentro que hacía ya muy bastante difícil su continuidad Laschet pierde De esta manera la batalla por su propia supervivencia, en la que ha luchado Desde su fracaso en las urnas, el 26 de septiembre, y durante de una serie de humillaciones y desplantes por comunicado de integrantes de su partido que hacía ya en realidad difícil su continuidad. Múltiples miembros de alto rango del partido habían señalado que los días de Laschet estaban contados e incluso el ministro de Economía, Peter Altmaier, había llamado en público a una «rápida realineación en concepto de personal y contenido». Posteriormente de evitar que Laschet fuera elegido jefe del disminuido grupo parlamentario y ocupar el cargo en su sitio, Brinkhaus dijo, a modo de premio de consolación, que Laschet podría participar en cualquier conversación exploratoria acerca de una alianza, Sin embargo enfatizó que Aunque los conservadores están abiertos a las conversaciones, por ahora depende de los Verdes y el FDP decidir qué sendero tomar. Markus Soeder, líder de la Unión Social Cristiana (CSU), el encuentro hermano bávaro de la CDU, De la misma forma atacó a Laschet dando por muerta la posibilidad de la coalición Jamaica y afirmando que «Olaf Scholz es quien tiene Claramente las mejores posibilidades de ser canciller». Negociaciones de la ‘coalición semáforo’
Y En tanto la CDU se deslizaba en este nuevo proceso de reorientacción, socialdemócratas, liberales y verdes mantenían este jueves la 1era de sus tres reuniones de exploración para la ‘coalición semáforo’, de la que salieron todos de muy buen humor. «Ha salido todo muy bien», celebraba la candidata verde, Annalena Baerbock, acompañada de la histórica Claudia Roth y el copresidente Robert Habeck. «Salió todo muy bien», resumió Roth las seis horas de reunión
. El secretario general del SPD, Lars Klingbeil, describió que «todo estupendamente ¡Continuará el primer día de la semana! ¡Queremos lograr algo juntos!». El paso atrás dado por Laschet significa Además que, incluso en la ocasión de que llegase a darse una ‘coalición Jamaica’ de conservadores, liberales y verdes, no será quién la lidere. Los tres partidos sostienen una disciplina estricta de silencio acerca de el contenido de las conversaciones y de las discrepancias internas. Aunque a los socialdemócratas comienzan a plantarles hacia sus propias juventudes, los salvajes Jusos, que El día de ayer exigieron presencia en las negociaciones para no abandonar atrás a su hombre ferviente en el futuro gobierno, Kevin Kuhnert. La presidenta de la formación, Jessica Rosenthal, declaró que «Scholz sabe perfectamente que no pasaremos por alto concesiones indeseables y que Queremos seguir el proceso A partir de dentro para comprobar que todo se hace de pacto a nuestro criterio, con lo que admitimos que estas tres primeras reuniones se celebren en este formato pues son Sólo exploratorias, Sin embargo una vez comiencen las verdaderas negociaciones es preciso que nosotros estemos presentes en esa mesa».