El diario sensacionalista austríaco que presuntamente se vendió a Kurz reclamará al Estado

Los fiscales austriacos investigan si miembros del ÖVP compraron con dinero público espacio publicitario en el diario ‘Österreich’ a repuesto de la publicación de encuestas favorables a Kurz. El editor Wolfgang Fellner, con participación De la misma forma en el conjunto News y licencias de radio, rechaza las acusaciones y está preparando una exigencia en contra de la República por los registros en la sede del diario, De esta forma Del mismo modo que en las sedes del ÖVP y el Ministerio de Finanzas que llevaron a cabo la semana pasada los agentes de la Fiscalía Económica y de Corrupción (WKStA), que a juicio de sus abogados fueron ilegales, De esta manera como las medidas de vigilancia telefónica. Tres teléfonos confiscados en la redacción del diario, «que estaban Meridianamente sujetos al secreto editorial de pacto con todas y cada una y cada una de las normas de Austria, la UE y la Convención de Derechos Humanos«. Fellner acusa a los agentes de poseer una mandato del Supremo para establecer ubicaciones de los móviles, Sin embargo no para leer su contenido. Los fiscales sospechan que Fellener alcanzó a un acuerdo forzado por su difícil ocasión financiera. El diario sensacionalista ‘Österreich’ viajó fundado en 2005, No obstante el hecho de que sus más directos competidores, ‘Kronenzeitung’, ‘Kurier’ y ‘Kleine Zeitung’ conserven una cuota de suscripción superior al 70% le ha impedido hacerse un hueco de mercado suficiente y el préstamo de 60 millones de euros con el que partió el proyecto ha a causa ya ser duplicado. A raíz de la investigación, el partido Neos solicitará este martes una «ley de transparencia de los medios para acabar con esta clase de financiación bajo mesa», presentó El día de hoy su dirigente, Beate Meinl-Reisinger, «que permita asegurar que los periodistas sean perros guardianes y no perros falderos, incluidos criterios claros y un organismo de control».