La salud del presidente checo paraliza la formación de gobierno

Petr Fiala, líder de la coalición de centroderecha Spolu, que ganó las comicios checas el pasado domingo, declaró Ayer que esperará a que la salud del presidente Miloš Zeman mejore para solicitar una reunión con él. De consenso a la Constitución checa, el presidenta es quien debe encargar las negociaciones para formar gobierno, Pero Zeman continúa A partir de la noche del domingo en la UCI del Hospital Central Militar de Praga a causa a una neuropatía relacionada con su diabetes crónica, que afecta sobre todo a sus piernas y le fuerza a moverse en silla de ruedas, Según la portavoz del centro Jitka Zinke. Se da a su vez la circunstancia de que Zeman, socialdemócrata y aliado del 1er ministro saliente, el populista Andrej Babiš, había adelantado Ya antes del terminante del recuento de votos que encargaría la tarea de negociar una formación de gobierno al encuentro más votado y no a la alianza más votada. De pacto a esta declaración, a quien encargaría dar inicio a las negociaciones sería a Babiš, al frente de la formación política Ano (Sí), en sector de a la alianza Spolu, compuesta por tres partidos políticos. Babiš, dispuesto a aprovechar esta ventaja, había solicitado Ya antes que Fiala una entrevista con el 1er magistrado Zeman programada en la agenda para mañana miércoles y que, de momento, ha sido cancelada. Dado que Zinke no puede informar sobre una previsión de plazo de recuperación del presidenta, que ha sido conducido a la unidad de reanimación, el Comité Constitucional del Senado ha fijado una asamblea para el 19 de octubre en la que, de no haber Antes novedades en su estado de salud, debatir las posibilidades legales para desatascar la situación y asegurar el cumplimiento de las obligaciones del líder del Estado. No tira la toalla
Babiš se niega a tirar la toalla y ha afirmado en su canal de Youtube que «yo soy el primer ministro checo, estoy orgulloso de ser checo y no voy a rendirme». Por otra comunicado ha admitido que «tengo para ustedes una mala noticia, si es que A mí me toca Para concluir ir a la oposición Me quedaré en la cámara baja y A partir de allá seguiré peleando». Se considera víctima de una estrategia electoral en la que todos los demás partidos se han presentado en coaliciones a las elecciones para neutralizar la potencia electoral de Ano. Peor Aún en la ocasión de que lograse ser designado para negociar la formación de gobierno, no tiene a la vista socios potenciales, dado que la socialdemocracia CSSD, una de las más viejas de Europa, y el Encuentro Comunista KSCM, que habían ayudado a gobernar a Babiš previamente, han quedado fuera del parlamento checo. Las coaliciones obtuvieron más votos que Babiš, que Sin embargo a nivel de partidos es el más votado, Solo lograría incluir, en unión con Okamura, 92 insuficientes escaños.