Macron entra en campaña con millones de euros de ayudas e inversiones y buenas cifras de incremento

Emmanuel Macron entra en campaña, con un carnet de cheques y prometedoras cifras de crecimiento, anunciando un nuevo plan de «relanzamiento nacional, europeo» por un montante de 30.000 millones de euros, el cercano quinquenio, coincidiendo con su posible reelección De este modo tal como presidente. Se trata del 3er plan Desde el estallido de la crisis de la pandemia. En medio el 2020, el gobierno Macron avanzó total o parcialmente unos 140.000 millones de euros de inversiones y ayudas. A lo largo de los últimos doce meses se avanzaron otros 100.000 millones. Este martes, Macron presentará en el Elíseo, rodeado de una buena comunicado de su gobierno, un nuevo plan de relanzamiento, inversiones y ayudas por un montante de otros 30.000 millones de euros, «durante el cercano quinquenio y más allí, hasta el 2030». Sin crecimiento de impuestos. Todo está expresado con diez palabras: Macron presentará este martes el primer capítulo del proyecto económico de su inconfesable campaña electoral, que Asimismo deberá un capítulo «social», que el presidenta ha esbozado con esta frase: «La política social es la política de la denuncia más eficaz. No es una política de la liquidación. La mejor política social es el poder adquisitivo, la creación de empleo, la defensa de la empresa». Las estadísticas oficiales de la OCDE parecen acompañar y favorecer las ambiciones macronianas, anunciando para este año un incremento del 6,25 %, sutilmente superior a la media de la región euro. Después de la caída brutal del 8 %, A lo largo de la crisis sanitaria, Francia pudiera completar este año con la creación de 514.000 empleos netos. Si esas cifras se confirmasen, el paro francés pasaría este año del 8 al 7,6 POR CIENTO, el más bajo A partir del 2008. Buenas previsiones de la OCDE
Muy lejos de la propaganda usual y tradicional, Macron y sus ministros no insisten en las buenas previsiones de la OCDE sobre crecimiento y paro. El presidenta prefiere «proyectarse en el futuro». Jérôme Fourquet, director del departamento de IFOP (Institut français d’opinion publique) comenta tal ambición de este modo: «Se trata de presentar a los franceses un trabajo en marcha. Más allí de pesimismo Entorno, el presidenta Macron desea porfiar en que su gobierno está escribiendo la historia, con resultados positivos, Del mismo modo que el aumento y el paro». El proyecto de relanzamiento nacional que Macron presentará este martes reposa en estos principios: «Se trata de reconciliar el concepto de “start-up” nación, con el Estado protegiendo a las pequeñas y medianas nuevas empresas, al mismo tiempo que se resguarda la gran industria nacional, sin olvidar el respaldo a los jóvenes y los Estudiantes, que son un capital humano esencial». Macron debiera precisar este martes los contornos concretos de su nuevo plan de relanzamiento, con un calendario funcionario excepcional. Francia empezará a presidir la UE Desde el 1 de enero cercano. Cuatro meses después se festejará la primera vuelta de la elección presidencial, con una segunda vuelta prevista a primeros de mayo. Con prudente antelación, el proyecto de relanzamiento para el cercano quinquenio, la cercana década, es la matriz fundacional de esa campaña personal, presidencial y electoral. Macron no habla para nada de elecciones: Fácilmente, ocupa el terreno burócrata avanzando 30.000 millones de euros de inversiones, con buenos resultados en materia de aumento y lucha contra el paro. Sin subir los impuestos.