La Policía alemana, inquieta ante la inminente aprobación de la marihuana

Tanto los liberales del FDP De La misma manera que Los Verdes están a favor de legalizar el cannabis y «venderlo en tiendas especializadas autorizadas». Los socialistas del SPD aboga por una «tarifa regulada» para los adultos, en proyectos piloto. Es uno de los puntos de la negociación que más papeletas tienen para completar en el texto del contrato de la coalición de gobierno de izquierdas y los sindicatos policiales están alarmados. El presidente del sindicato de policías (GdP), Oliver Malchow, advirtió Ayer que no tiene sentido abrir la puerta a otra droga «peligrosa y a menudo trivializada». «Habría que acabar con esa idea de pasar por alto el porro», señaló en una entrevista con el jornal Neue Osnabrücker Zeitung, recordando que «el consumo de cannabis puede provocar considerables incidentes de salud y conflictos sociales, especialmente entre los jóvenes». Asimismo el presidente de la Unión de Policía Alemana (DPolG), Rainer Wendt, reconoció que teme las consecuencias «fatales, especialmente en el tráfico rodado». «Los accidentes con heridos ya se están produciendo una y otra vez a causa al consumo de cannabis y se multiplicarán sin que todavía se hayan desarrollado efectivos métodos de control y normativas de sanciones». Indicó a su vez que «su composición no se puede controlar» y que «será una medida muy negativa para los jóvenes».