Cuando entrás a una óptica y te encontrás con tantas formas, colores, variedades de lentes que te ponen en duda. Legó la hora de elegir las que más te gustan, las que mejor te quedan y las que más te convienen. Acá unos consejos para poder elegir y no arrepentirte luego.

Primero hay que identificar dos factores claves: la forma de tu cara y lo que a vos te gusta. Es algo personal y donde podés dejar salir tu personalidad.

CARA REDONDEADA

Si una persona con la cara redonda se pone unas gafas redondas, acentuamos esa misma forma. La hacemos más evidente, por ese motivo tenemos que evitar ese tipo de monturas. Para esto es recomendable ir a por un marco más rectangular y, quizás, al probarlos te brinden comodidad. En este caso, las gafas rectangulares aportan contraste que suaviza los rasgos redondeados. .

CARA CUADRADA

En estos casos pasa algo parecido que con las formas de cara redondas. Lo ideal es evitar las monturas cuadradas o con ángulos muy marcados. Puesto que lo que consiguen es acentuar los mismos ángulos de tu cara. Los lentes recomendados son los redondos. No necesariamente los lentes de John Lennon, existen puntos medios.

CARA OVALADA

Para la cara ovalada, la elección es mucho más fácil. Esta es la forma de rostro perfecta para llevar usar lentes, ya que cualquier tipo de forma les sienta bien.

CARA ALARGADA

Por lo general es difícil acertar con la forma para este tipo de rostro. Un error recurrente es buscar lentes pequeños. Lo correcto es buscar un marco largo de altura y corta de ancho, pero nunca exageradas. Si esta es tu situación, las medidas medias son lo tuyo, independientemente de si sean cuadradas o redondeadas.

CARAS CON NARIZ GRANDE

En este caso tenés que escoger monturas grandes y con puentes finos. Esto hará que la nariz pase más desapercibida. El puente fino colabora a  que la nariz aparente ser más grande. La idea no es ocultar nuestros rasgos, sino no exagerarlos.

CARAS CON NARIZ PEQUEÑA

Si tu nariz es chica, los anteojos grandes no son la mejor opción, lo que se debe a que por contexto, parecerá aun más diminuta. Por eso la mejor recomendación es que el puente de tus lentes sea llamativo, tanto por su ancho o por su color.

Un tip: lo más importante es que vos te sientas a gusto con los lentes elegidos!

 

Una nota que te puede interesar ¡Click aquí!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here