El científico que predijo que el caos global llegaría en 2020

En el año 2010 la revista «Nature» publicaba un artículo especial, «2020 visions», para predecir los progresos más importantes de La siguiente década. Varios expertos de 1er nivel pusieron el foco en los campos más prometedores: por poner un ejemplo, el estudio del microbioma o bien la medicina personalizada. Pero un científico rebajó considerablemente estas expectativas y apuntó la década de los veinte De exactamente la misma manera que un instante de máxima inestabilidad social y violencia política. «La cercana década va a ser seguramente un periodo de inestabilidad creciente en EEUU y Europa occidental, lo que podría socavar el tipo de avances científicos que ustedes describen en (…) “2020 visions”», escribió Peter Valentinovich Turchin, maestro del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Connecticut, EEUU, en una carta publicada en «Nature». A lo largo de la pasada década, la tan ansiada recuperación económica Despues de la crisis de 2008 no llegó a cristalizar en un Sólo restablecimiento del nivel adquisitivo de los ciudadanos. En 2016 Donald Trump se dirigió elegido presidenta de EEUU y Reino Unido votó a favor del Brexit. Los movimientos populistas y la extrema derecha se dispararon, las quejas se incrementaron por todo el globo y creció la desigualdad entre ricos y pobres. En España el gobierno autonómico presidido por Carles Puigdemont proclamó la república catalana. Y el caso es ahora más imprevisible que nunca: Desde finales de 2019 la pandemia del coronavirus aviso con matar a decenas de miles de personas y con derrumbar la economía global. «Las elecciones presidenciales que hemos vivido, por desgracia, confirman estos pronósticos», escribió Peter Turchin en «UConn Today», en 2017, para referirse a la inesperada triunfo de Trump. «Parece que estamos exactamente en el sendero del pico de inestabilidad de 2020». La cliodinámica, matemáticas para la historia
Estas predicciones son fruto de la cliodinámica, una disciplina transversal, Conforme Turchin, que «trata la historia Al igual que cualquier otra ciencia», y que recuerda a la psicohistoria, una ciencia ficticia ideada por Isaac Asimov basada en la estadística y la psicología y capaz de predecir el comportamiento de civilizaciones gigantescas. La investigación de Turchin se centra en la intersección entre la evolución sociocultural, la macrosociología histórica, la historia económica y la propia cliometría, que consiste en la creación de modelos matemáticos de procesos sociales a largo plazo y la construcción y análisis de bases de información reconocidas. Ciertas de estas bases de datos históricos han permitido, por ejemplo, acabar que el crecimiento de la religión monoteista suele arrancar con el desenvolvimiento de las poblaciones por arriba de cierto umbral. Ciclos de confusión política
«Mi investigación muestra que cerca de de 40 indicadores sociales, supuestamente dispares, Sin embargo Conforme la cliodinámica, relacionados, experimentaron puntos de inflexión Durante los años setenta», escribió el estudioso en «UConn Today», en 2017. «Históricamente, este tipo de desarrollos han servido Tal y como indicadores de confusión política». Estos indicadores no servirían de nada si es que no fuese Ya que el comportamiento de las sociedades humanas complejas permanece patrones predecibles y repetibles: «Los análisis históricos cuantitativos revelan que las sociedades humanas complejas se ven afectadas por olas recurrentes y predecibles de inestabilidad política». Esto ya estaría teniendo consecuencias: «Mi modelo apunta que la inestabilidad social y la violencia política llegará al máximo en los años veinte», afirmó Turchin. Las causas de la inestabilidad
Este investigador argumenta que la principal causa de estos ciclos es la distancia, cada vez mayor, entre ricos y pobres, al mismo tiempo que las élites ricas tienen cada vez un mayor papel en a política. «Como resultado, la competencia dentro de la élite está aumentando, lo que está llevando a la fragmentación». Además de eso, Turchin Subraya el empeoramiento de la salud financiera de los estados, especialmente a causa del aumento de su deuda, y la pérdida de calidad de vida entre los ciudadanos. La «sobreproducción» de graduados universitarios, con altos niveles de estudios y trabajos no acordes, De la misma forma es un factor a disponer en cuenta en el presente, Del mismo modo que lo se dirigió También en la inestabilidad acontecida entre los años sesenta y setenta en U.S.A., hace medio siglo. Las futuras recesiones serán graves
De hecho, para este investigador este país ha atravesado ciclos seculares de inestabilidad, de 50 años de duración, que llevaron a picos de agitación alrededor de los años 1870, 1920 y 1970, y que llevarían a otro en 2020. a su vez, Conforme apunta, en seguida De la misma forma se está entrando en una temporada desfavorable de la onda de Kondratiev, un ciclo económico hipotético de 40 a 60 años en el cual hay periodos de incremento alto y otros de incremento lento, en los que las crisis y las depresiones son más fuertes y prolongadas. «Esto podría significar que las próximas recesiones serán graves». El desastre social y la violencia no son inevitables, Según este investigador: «Necesitamos detectar maneras para paliar los efectos negativos de la globalización en el bienestar de la gente. La desigualdad económica, acompañada de la creciente deuda pública, puede ser afrontada con impuestos más progresivos». Aparte de eso, Peter Turchin señalaba la importancia de no expandir los estudios superiores por arriba de la capacidad de la economía para absorberlos, Ya que «el exceso de jóvenes con estudios superiores ha sido una de las causas más importantes de inestabilidad en el pasado». Todo apunta que la crisis desencadenada por la pandemia del coronavirus contribuirá al escenario de inestabilidad pintado por Peter Turchin.