fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Sociedad

La Inteligencia Artificial resuelve uno de los retos más complejos de la Biología

Las proteínas no son Sólo nutrientes presentes en los comestibles. Consisten en largas y complejas moléculas, compuestas de aminoácidos, que llevan a cabo La mayor una parte de las funciones en el interior de las células, Del mismo modo que la replicación del material genético, la obtención de energía o la señalización de todas y cada una de las rutas indispensables para su funcionamiento. Una de las características más importantes de las proteínas es que su función depende de de qué forma se pliegan: sus propiedades físico-químicas las hacen adquirir una estructura tridimensional, sin la que no pueden funcionar. De ahí que, A partir de hace 50 años uno de los retos más importantes de la Biología ha sido precisamente averiguar de qué forma se pliegan las proteínas, lo que tiene infinitas aplicaciones en la investigación básica, en procesos industriales y en el sector del desarrollo de fármacos: por servirnos de un ejemplo, conocer de qué manera se pliega la proteína S del coronavirus es crucial para diseñar vacunas u otros medicamentos. El día de hoy se conocen cerca de de 180 millones de proteínas, Sin embargo Sólo se ha podido averiguar de qué manera se pliegan 170.000 de ellas. Esto se ha logrado Mediante técnicas experimentales, Al similar que la cristalografía de rayos X, que las «congela» y cristaliza, para solucionar su estructura con fotones, o bien la resonancia magnética. Sin embargo, Al idéntico que este trabajo es muy complicado y Algunas proteínas «se resisten», De la misma forma se trabaja en modelos y en aproximaciones de bioinformática para predecir el plegamiento de las proteínas A partir de su secuencia de aminoácidos. Por desgracia, hay tantas posibilidades y dificultades en cada proteína que hasta en seguida no se ha logrado un gran crecimiento en el ámbito. Todo esto parece haber cambiado. Esta semana, DeepMind, filial de Google que ha creado sistemas de Inteligencia Artificial (IA) capaces de aprender y vencer en el ajedrez, el go o bien en videojuegos de tiros, ha desarrollado otra IA, de nombre AlphaFold, capaz de predecir la estructura tridimensional de las proteínas. En concreto, ha logrado lograr una precisión del 92% en esta labor, en un Solo partido bianual destinado a colocar a demuestra a modelos bioinformáticos, y de nombre CASP, de «Critical Assessment of protein Structure Prediction». Sus resultados se han anunciado esta semana, No obstante Aún no se han publicado en una gaceta científica revisada por pares. Ajuste entre dos estructuras descubiertas experimentalmente (en verde) y predicha por AlphaFold (en azul) – DeepMind
«Hemos estado atascados con este problema —el de de qué forma se pliegan las proteínas— En medio prácticamente 50 años», ha explicado en un Sólo comunicado John Moult, 1er magistrado y cofundador de CASP, y También investigador en la Universidad de Maryland (EE.UU.). «Ver cómo DeepMind ha creado una solución para esto (…) es un instante muy especial». No Se trata de un avance menor. Según ha informado «Nature.com», poder predecir la estructura de una proteína, Desde su secuencia de aminoácidos sería un grandísimo salto para las ciencias de la vida y la Medicina. Aceleraría enormemente los esfuerzos para comprender los ladrillos básicos de la vida y haría que la investigación de nuevos medicamentos fuese más rápida y avanzada. Conforme ha dicho Demis Hassabis, directivo general de DeepMind: «Creo que ésta es la cosa más significativa que hemos logrado, en términos del impacto que va a tener en el mundo real». «Creo que ésta es la cosa más significativa que hemos logrado, en términos del impacto que deberá en el mundo real» «Es un avance de 1er mandato, Sin duda uno de los resultados científicos más importantes que he presenciado en mi vida», ha comentado para «Nature» Mohammed AlQuraishi, biólogo computacional de la Universidad de Columbia, y partícipe en el CASP. Tanto que, al haberse resuelto el problema fundamental, ha expresado que muchos Grupos se dedicarán a otra cosa. Una antigua busca En 1972, el Nobel en Química Christian Anfinsen postuló que la estructura de una proteína está totalmente determinada por su secuencia de aminoácidos. Pero en 1969, Cyrus Levinthal predijo que haría falta más tiempo que la edad del universo para enumerar todas y cada una y cada una de las posibles configuraciones de una proteína típica, Mediante cálculos —predijo que una proteína típica tiene 10^300 conformaciones—. Curiosamente, Pese a ese número de configuraciones, las proteínas se pliegan a medida que se van produciendo, en los ribosomas, en cuestión de unos pocos milisegundos. En 1994 se fundó el CASP para acelerar la investigación y colocar en común los avances. A partir de entonces, cada un par de años, en este encuentro se han seleccionado proteínas últimamente determinadas por métodos experimentales, para colocar a prueba modelos bioinformáticos predictivos, sin que los desarrolladores pudieran saber cuál era la estructura de la proteína analizada. Para medir el logro de sus esfuerzos, se desarrolló una medida, conocida Al igual que GDT (de Test de Distancia Global, en inglés), cuya puntuación va de cero a 100: aquellas puntuaciones cercanas a 90 suelen ser consideradas De este modo tal y como una estimación competente. En el undécimo Cuarto partido de CASP la inteligencia artificial AlphaFold ha logrado una puntuación GDT media de 92,4, Posteriormente de trabajar con Varios proteínas. Esta precisión se traduce en que la IA ha cometido un error comparable al ancho de un átomo o bien 0,1 nanómetros, En el momento en que en que un nanómetro es la millonésima comunicado de un milímetro. Una auténtica revolución
«Estos resultados abren la puerta a que los biólogos usen la predicción computacional de la estructura Al idéntico que herramienta nuclear en la investigación científica», han explicado Desde DeepMind. «Nuestros métodos pueden ser especialmente útiles para importantes tipos de proteínas, Del mismo modo que las de membrana —son las que se sitúan en la bicapa lipídica que separa el interior de las células del medio exterior— que son especialmente difíciles de cristalizar y, por tanto, de determinar experimentalmente». «Este trabajo computacional es un avance maravilloso en el problema del plegamiento de las proteínas, un enorme reto para la Biología Desde hace 50 años» «Este trabajo computacional es un avance maravilloso en el problema del plegamiento de las proteínas, un gran reto para la Biología A partir de hace 50 años», ha explicado Venki Ramakrishnan, presidenta de la Royal Society. «Y ha ocurrido décadas Ya antes de lo que muchos habían predicho. Será muy emocionante ver las muchas formas Al idéntico que esto varía esencialmente la investigación biológica». «Lo que el elenco de DeepMind ha logrado hacer es fabuloso y cambiará el futuro de la biología estructural y la investigación de proteínas», ha explicado en «Sciencemag.org» Janet Thornton, directora emérita del Colegio Europeo de Bioinformática. Para obtener estos resultados, el elenco de DeepMind ha estado cuatro años trabajando en crear y entrenar a una red neural capaz de procesar «gráficas espaciales», que representan el plegamiento de las proteínas y las relaciones de sus residuos de aminoácidos. Dicho sistema de IA aprende a refinar estas gráficas empleando secuencias relacionadas, alineamientos de varias secuencias y otras representaciones. Proceso de aprendizaje para procesar gráficas espaciales y predecir la estructura 3D de proteínas – DeepMind
Después de Múltiples iteraciones, el sistema aprendió a hacer predicciones acerca de la estructura física con gran precisión. Para ello, se dirigió preciso entrenarlo con la secuencia de las 170.000 proteínas conocidas y aprovechar De la misma forma grandes bases de datos de proteínas desconocidas, usando semanas de computación en un número de procesadores comparable a 100 o 200 GPUs o unidades de preocesamiento gráfico. Además se dirigió preciso crear «algoritmos de tensión», que permitieron conectar pequeños Grupos de aminoácidos, Antes de formar un grupo, Tal como si es que se tratara de un puzzle resuelto A partir de pequeños Conjuntos. En seguida, los estudiosos de DeepMind están trabajando para publicar sus progresos en una revista científica y en encontrar nuevas formas de facilitar el acceso a esta herramienta enorme escala. a su vez, pretenden averiguar de qué forma estas predicciones pueden contribuir a estudiar Algunas enfermedades, a facilitar el desarrollo de medicamentos y complementar métodos experimentales ya existentes. Pero, AlphaFold Aún no es perfecto. Por ejemplo, tiene problemas con estructuras formadas por la repetición de pequeños segmentos, y todavía no deja estudiar complejos de Múltiples proteínas que desempeñan juntas su función en las células. Un futuro prometedor
Esta IA no es Solo un potente «telescopio» con el que adentrarse en el desconocido universo de millones de proteínas cuya estructura no se ha contado. Con la vista puesta en el futuro, los investigadores de DeepMind han comentado que esta herramienta puede ser útil para responder a próximas pandemias, Puesto que AlphaFold pudo predecir con victoria las estructuras de ORF8 y ORF3a, dos proteínas del SARS-CoV-2. Aún más allá, han sugerido que la IA va a poder ser de ayuda para estudiar de qué manera las proteínas interaccionan con el ADN, el ARN u otras moléculas. «Los sistemas Del mismo modo que AlphaFold demuestran el espectacular potencial de las IAs Al idéntico que herramienta para permitir descubrimientos fundamentales», han concluido. «(…) Hay muchos aspectos de nuestro universo que son desconocidos. El avance anunciado a continuación nos da más seguridad de que la IA se convertirá en una de las herramientas más útiles para expandir las fronteras del conocimiento científico».

Descubren de qué manera el SARS-CoV-2 logra entrar en el cerebro

Utilizando muestras de tejido de pacientes fallecidos, un club internacional de investigadores ha conseguido desentrañar los mecanismos por medio de los que el coronavirus es capaz de llegar hasta el cerebro de los enfermos de COVID-19, y de qué manera el sistema inmunológico responde al virus Cuando Lo efectúa. Los resultados, recién publicados en «Nature Neuroscience», indican que el coronavirus ingresa al cerebro En medio las células nerviosas de la mucosa olfativa. Por primera vez, los investigadores han conseguido alcanzar imágenes de microscopio electrónico de partículas de coronavirus intactas dentro de la mucosa. Despues de más de diez meses estudiando el COVID-19, los científicos se han dado cuenta de que, acto seguido de todo, no estamos frente una enfermedad puramente respiratoria. En verdad, aparte de afectar a los pulmones, el virus puede dañar el sistema cardiovascular, el tracto gastrointestinal y el sistema nervioso central. Más de uno de cada tres pacientes, Además, padece síntomas neurológicos, A partir de pérdida de peso a cambios en el sentido del gusto o el olfato, dolores de cabeza, fatiga, mareos y náuseas. En Algunas personas, la enfermedad incluso llega a provocar un accidente cerebrovascular y otras afecciones graves. Hasta el momento, los científicos habían sospechado que todas estas dolencias son causadas por la capacidad del virus de ingresar y De la misma forma infectar células específicas del cerebro. ¿Pero cómo llega el SARS-CoV-2 hasta ahí? El cerebro es quizás el órgano mejor defendido de todo el cuerpo y la forma concreta que tiene el virus para derribar esas defensas era poco famosa. Objetivo, nuestro cerebro
Eso es, precisamente, lo cual han descubierto Helena Radbruch, del Departamento de Neuropatología de Charité y el Director del Departamento, Frank Heppner, que han rastreado por 1era vez de qué manera el virus accede al sistema nervioso central para después transpasar el cerebro. De esta forma tal y como parte de esta investigación, expertos en los campos de neuropatología, patología, medicina forense, virología y atención clínica estudiaron muestras de tejido de 33 pacientes (con una edad promedio de 72 años) que habían fallecido en Charité o en el Sanatorio Universitario de Göttingen Luego de contraer COVID-19. Utilizando las últimas tecnologías disponibles, los estudiosos analizaron muestras capturadas de la mucosa olfativa de los pacientes fallecidos, De esta manera tal como las de cuatro zonas cerebrales diferentes. Tanto las muestras de tejido Al igual que las distintas células se examinaron en búsqueda de material genético del SARS-CoV-2 y la «proteína de la espícula» que se halla en la superficie del virus y que le sirve para infectar nuevas células. El club Encontró patentiza del virus en diferentes estructuras neuroanatómicas que conectan los ojos, la boca y la nariz con el tronco cerebral. La mucosa olfativa, por ejemplo, se dirigió la que mostró la mayor carga viral. Utilizando tintes especiales para tejidos, los estudiosos lograron obtener las primeras imágenes de microscopía electrónica de partículas intactas de coronavirus dentro de la mucosa olfativa. Los virus se encontraron tanto dentro de las células nerviosas De exactamente la misma forma que en las protuberancias que se extienden Desde las células de soporte cercanas (epiteliales). Todas y cada una y cada una de las muestras utilizadas en este tipo de análisis basado en imágenes deben ser de la mayor calidad posible. Y para garantizar que De este modo fuese, los autores del estudio se informaron de que todos los procesos clínicos y patológicos estuvieran de forma estrecha alineados y respaldados por una infraestructura sofisticada. «Nuestros información apoyan la idea de que el SARS-CoV-2 es capaz de usar la mucosa olfativa Como un puerto en principio al cerebro», afirma el profesor Heppner. La idea También se respalda por la estrecha proximidad que hay entre las células de la mucosa, los vasos sanguíneos y las células nerviosas de la zona. ¿Cómo llega el virus hasta ahí?
«Una vez dentro de la mucosa olfativa -añade el neumólogo- el virus parece utilizar conexiones neuroanatómicas, Tal como el nervio olfativo, para llegar hasta el cerebro. Es esencial resaltar, No obstante, que los pacientes con COVID-19 involucrados en este estudio tenían lo que se definiría Del mismo modo que enfermedad grave, perteneciente a ese pequeño grupo de pacientes en los que la enfermedad resulta fatal. Por tanto, no es necesariamente posible transferir los resultados de nuestro estudio a casos con enfermedad leve o moderada». A pesar de todo, la forma en que el virus se mueve Desde las células nerviosas todavía no se ha aclarado por completo. «Nuestros información −explica Por su comunicado Helena Radbruch− sugieren que el virus se mueve de una célula nerviosa a otra hasta llegar al cerebro. Sin embargo, es probable que el virus Asimismo se transporte A través de los vasos sanguíneos, Porque De la misma forma se detectó su protagonismo en las paredes de los vasos sanguíneos cerebrales». El SARS-CoV-2, Aunque, no es el único virus capaz de llegar al cerebro de los pacientes infectados. «Otros ejemplos −puntualiza Radbruch− incluyen el virus del herpes fácil y el virus de la rabia». La respuesta inmunitaria
Los estudiosos De la misma forma estudiaron la manera en que el sistema inmunológico responde a la infección por SARS-CoV-2. Además de localizar evidencia de células inmunes activadas en el cerebro y en la mucosa olfativa, detectaron las firmas inmunes de estas células en el líquido cerebral. En ciertos de los casos estudiados, los estudiosos Asimismo descubrieron daño tisular ocasionado por un accidente cerebrovascular De La misma manera que resultado de la tromboembolia (o sea, la obstrucción de un vaso sanguíneo por un coágulo de sangre). «En nuestros ojos −explica Heppner− la presencia de SARS-CoV-2 en las células nerviosas de la mucosa olfativa proporciona una buena explicación de los síntomas neurológicos que se encuentran en los pacientes con COVID-19, De este modo como la pérdida del sentido del olfato o del gusto. Asimismo encontramos SARS-CoV-2 en áreas del cerebro que controlan funciones vitales, Tal como la respiración. No se puede descartar que, en pacientes con COVID-19 grave, la presencia del virus en estas áreas del cerebro tenga un impacto exacerbado en la función respiratoria, sumando incidentes respiratorios Debido a la infección pulmonar por SARS-CoV-2. Pueden surgir incidentes similares con relación a la función cardiovascular».

Un «abrazo espacial»: De este modo será la 1era misión que intentará completar con la basura en la órbita terrestre

Al principio de la era espacial, las agencias no se preocupaban mucho por la basura que generaban: Normalmente las partes inservibles ahora de su uso, Tal y como cohetes o viejos satélites, se quedaban flotando a la deriva en la órbita terrestre. Sin embargo despues de 60 años de actividad, más de 5.550 lanzamientos y 42.000 objetos en órbita -de los cuales más de la mitad siguen allá arriba-, los desechos espaciales, que suman cerca de de 7.000 toneladas, se han convertido en un grave problema. Y el ritmo de misiones no hace Sino más bien incrementar, De La misma manera que la advertencia de desintegraciones, choques y Además inclusive explosiones. ¿Qué se puede hacer para completar o, al menos, mitigar el impacto de la basura espacial? La Agencia Espacial Europea (ESA) ya tiene un plan. Termina de firmar un contrato por 86 millones de euros con un consorcio industrial privado para establecer un «servicio de limpieza» en la órbita baja de la Tierra. Y el 1er paso se dará en 2025, En el momento en que se demuestre que es técnicamente posible enviando la primera misión de eliminación de desechos espaciales del mundo. El método: expedir una sonda que «abrazará» la basura espacial y la guiará hacia la atmósfera terrestre, donde Los dos objetos se desintegrarán a temperaturas superiores a los 1.000 grados centígrados. «A velocidades orbitales, hasta un tornillo puede golpear con una obliga explosiva que ni siquiera los diseñadores pueden juzgar para cuidar sus misiones; en su lugar, es necesario responder a esta aviso Mediante la retirada dinámica de los desechos espaciales», ha explicado en rueda de prensa online Luc Piguet, fundador y CEO de ClearSpace. «Nuestro diseño de ‘remolque’ va a poder limpiar de basura órbitas clave que, de otra forma, quedarían inutilizables para futuras misiones, eliminando Así riesgos crecientes y inconvenientes para sus propietarios, y beneficiando al conjunto de la industria espacial. Nuestro objetivo es proporcionar servicios en órbita asequibles y sostenibles». Misión: atrapar los restos del cohete Vega
La misión, llamada ClearSpace-1 en honor a la empresa que la ejecutará -bajo supervisión de la ESA-, deberá Así como fin retirar de la órbita a un adaptador de carga útil secundaria de Vega, un componente de un cohete destinado a lanzar pequeños satélites en misiones científicas y de observación de la Tierra en órbitas bajas y polares Desde finales de los noventa. Este objeto concreto, con una masa de 112 kilos
y de dos metros de largo, se quedó varado en 2013 a una altitud de entre 660 y 800 kilómetros, en la famosa De exactamente la misma forma que «órbita cementerio», Tras el 2do vuelo del lanzador europeo Vega. En un primero instante, ClearSpace-1 se pondrá en órbita a una altura inferior de 500 kilómetros para su puesta en servicio y los ensayos críticos, Antes de ascender a la órbita definitivo y emprender la tarea de encontrarse con la pieza de basura espacial. En ese momento la capturará Gracias a sus cuatro brazos robóticos, que rodearán al adaptador Vega para, acto seguido, «desorbitarlo», perdiendo altura y ardiendo Por ultimo en el roce con la atmosfera. Una vez probada la tecnología, la idea es explotar comercialmente este sistema y, paulatinamente, retirar los desechos en la órbita terrestre de forma controlada. «El plan es que esta captura pionera se convierta en un referente comercial básico y recurrente, no Solo para la eliminación de residuos por comunicado de actores espaciales responsables de todo el planeta, Sino También para los servicios en órbita: estas mismas tecnologías permitirán el repostaje y mantenimiento en órbita de satélites, prolongando Así su vida útil. Con el tiempo, Queremos que esta tendencia se extienda hasta el ensamblaje, la fabricación y el reciclaje en órbita», ha afirmado Luisa Innocenti, responsable de la Oficina de Espacio Limpio de la ESA. ClearSpace es una empresa fundada por un club de estudiosos especializados en desechos espaciales de la escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza), que lidera un club industrial que incluye compañías de diferentes países europeos, con contribuciones de Suiza, República Checa, Alemania, Suecia, Polonia, UK, Portugal y Rumanía. Simulación de la Agencia Espacial Europea de la basura espacial que rodea la Tierra – ESA
¿Qué se ha hecho hasta a continuación con la basura espacial?
Sobre nuestras cabezas existen Desde fragmentos de pintura de naves a satélites completos en desuso, pasando por piezas de todos los tamaños y carcasas de cohetes que van a la deriva en la órbita terrestre. Dado que su velocidad ronda los 56.000 kilómetros por hora, son auténticos proyectiles capaces de destruir cualquier cosa que se interponga en su sendero. Solo Durante el ultimo año, dos grandes objetos (el telescopio espacial IRAS, lanzado en 1983, y la carga científica de un viejo satélite militar de 1967) estuvieron a punto de chocar con la Estación Espacial Internacional, que ha tenido que ejecutar tres maniobras de emergencia para evitar la colisión en contra de fragmentos espaciales. O BIEN, sin ir más lejos, el pasado mes de octubre, un antiguo cohete chino a la deriva y un satélite militar ruso sin control pasaron a unos cercanísimos 12 metros el uno del otro, prácticamente a punto de convertirse en tragedia. Sin embargo, al contrario de lo que pueda parecer, la problemática más grave no son los choques, Sino más bien más bien las detonaciones que se puedan derivar. «El mayor contribuyente al problema vigente de los desechos espaciales son las explosiones en órbita, causadas por la energía sobrante -combustible y baterías- a bordo de naves espaciales y cohetes», explica en un Sólo parte Holger Krag, Líder del Programa de Seguridad Espacial. «La propensión cara eliminar todas y cada una las misiones y no crear basura espacial está mejorando, No obstante a un ritmo lento», asevera. Hasta ahora, las grandes agencias espaciales no tenían ningún plan concreto: se habían limitado a procurar conducir los satélites hasta «órbitas cementerio» -lugares en los cuales, a priori, no corren riesgo de colisión o daño cara otros aparatos operativos-, o cara la atmósfera terrestre, a fin de que se desintegrasen con el roce; También se han llevado a cabo pruebas para vaciar los remanentes de combustible y baterías a fin de que las naves fuera de manipulación no exploten, o bien construirlas con materiales que no se descompongan. Pero todo esto no ha evitado que cada año, en las últimas dos décadas, se hayan producido de media 12 acontecimientos de fragmentación, ampliando Aún más el peligro. La NASA tiene una comisión que lleva años alertando acerca de el problema, y la propensión es crear naves y cohetes reutilizables que al menos mitiguen la volumen de basura que enviaremos al espacio en los próximos años. Aunque, la misión de la ESA va a ser la 1era en crear un programa real para finalizar con el problema.

China se posa en la Luna y va a ser la primera en traer muestras a la Tierra en 50 años

La sonda lunar República Popular China Chang’e 5 ha aterrizado en la Luna a las 16.11 de este martes. El aparato, compuesto por un módulo de descenso y un módulo de ascenso, despegó de la Tierra el pasado 23 de noviembre, y tiene El propósito de convertirse en la 1era nave en traer muestras de rocas y suelo lunar a la Tierra Desde 1976. La sonda, de 8,2 toneladas, se modeló cerquita de Mons Rümker, una montaña de la región de Oceanus Procellarum, un vasto mar lunar, o campo de lava, ubicado en el margen oeste de la cara visible de la Luna, Según ha informado la Gestión Espacial Nacional República Popular China (CNSA). Enseguida, el aparato desplegó su antena y un panel solar para iniciar sus operaciones. Está previsto que la Chang´e 5 pase los recientes días recogiendo hasta 2 kilogramos de material lunar a una profundidad de un máximo de dos metros. Después, transferirá las piedras y el polvo recogidos hasta un coche de ascenso, que despegará de la Luna para buscarse con un orbitador y una nave de regreso a la Tierra. Si todo va bien, las muestras aterrizarán en Mongolia a mediados de este mes. Conforme ha informado «Space.com», esta va a ser la 1era vez que se envían muestras de regolito lunar pristino a la Tierra Desde 1976, Cuando la misión soviética Luna 24 trajo 170 gramos de material. Fotografía tomada por la Chang´e 5 de la superficie lunar A lo largo de las maniobras de aterrizaje, este martes – CNSA/CLEP
La exploración China de la Luna
La misión, bautizada en honor de la divinidad República Popular China de la Luna, es la continuación de los orbitadores Chang’e 1 y Chang’e 2, lanzados en 2007 y 2010, respectivamente. Además permanece el trayecto de la misión Chang’e 3 que modeló un aterrizador y un rover en la Luna, en 2013, y de la Chang’e 4, que posó otro aterrizador y otro rover en la cara oculta, en 2019, permitiendo aun que una semilla germinara en el espacio. Tanto los aterrizadores de las misiones Chang’e 3 y Chang’e 4, Del mismo modo que el rover de la Chang’e 4, siguen El jornada de hoy en funcionamiento. La misión Chang’e 5 está diseñada para tener una vida muy breve. Aunque, se confía en que tenga mucho impacto, por avalar importantes investigaciones acerca de el regolito lunar A lo largo de muchos años. El aparato recogerá muestras de una región, Oceanus Procellarum, ya explorada finales de 1969 por la misión Apolo 12, y cuyos materiales tienen una antigüedad de cerca de de 3.000 millones de años. Sin embargo, en esta situación se recogerán muestras de Mons Rümker, cuyo regolito tiene una edad de Solo 1.200 millones de años. Por eso, Conforme la Sociedad Planetaria, una organización sin ánimo de lucro, la Chang’e 5 «ayudará a los científicos a comprender qué Ocurrió en la última etapa de la historia de la Luna, y de qué manera la Tierra y el Sistema Solar evolucionaron». a su vez de esta misión de recogida de muestras, la misión Hayabusa 2, de la japonesa JAXA, está trayendo a la Tierra materiales recogidos del asteroide Ryugu, que llegarán este próximo 5 de diciembre. La misión OSIRIS-REx, de la NASA, tiene previsto traer muestras del asteroide Bennu en septiembre de 2023. Ya rondando La próxima década, la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) tienen previsto expedir una ambiciosa misión para recolectar muestras de Marte y traerlas a la Tierra, y de nombre «Mars Sample Return Mission».

Colapsa el histórico telescopio de Arecibo

El histórico radiotelescopio de Arecibo no ha dado más de sí. La instalación, construida en Puerto Rico en 1963, ha colapsado A continuación de que dos graves averías pusieran en serio peligro la integridad de su estructura. La plataforma de 900 toneladas de peso, donde estaban instalados los receptores del observatorio, se ha desplomado esta noche sobre el plato reflector, de 305 mts, situado más abajo, sin causar daños humanos, tal De este modo tal y como ha informado la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF), de EE.UU., en Twitter. «La NSF lamenta lo acontecido. A medida que avancemos, encontraremos maneras de ayudar a la comunidad científica y preservar nuestra sólida relación con el pueblo de Puerto Rico», han comentado. La noticia fue divulgada por las meteorólogas puertorriqueñas en la isla Ada Monzón y Deborah Martorell, en sus redes sociales, de fuentes de los empleados del observatorio. <blockquote class=”twitter-tweet”><p lang=”es” dir=”ltr”>Amigos es con profundo pesar comunicarles que acaba de colapsar la plataforma del Observatorio de Arecibo. <a href=”https://t.co/stJScy2Old”>pic.twitter.com/stJScy2Old</a></p>&mdash; Deborah Martorell (@DeborahTiempo) <a href=”https://twitter.com/DeborahTiempo/status/1333741751069192195?ref_src=twsrc%5Etfw”>December 1, 2020</a></blockquote> <script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script> Estaba previsto que el observatorio fuese demolido de manera monitoreada a causa al excesivo riesgo para los trabajadores que suponía su reparación. El radiotelescopio de Arecibo se dirigió el mayor del mundo hasta que en 2016 se inaugurara el chino FAST, de 500 mts de diámetro. La enorme estructura de 900 toneladas se sostenía en el aire sujeta por dos cables. Dicha plataforma estaba anclada a tres torres metálicas y suspendida encima del gran plato parabólico que actuaba Al igual que reflector.<blockquote class=”twitter-tweet”><p lang=”en” dir=”ltr”>Dennis Vazquez via Facebook: He took these pictures of the collapse of the Arecibo Observatory. You can see the debris and the remains of the platform and the Gregorian Dome. <a href=”https://t.co/xneOGSVFYi”>pic.twitter.com/xneOGSVFYi</a></p>&mdash; Wilbert Andrés Ruperto (@ruperto1023) <a href=”https://twitter.com/ruperto1023/status/1333791522269978626?ref_src=twsrc%5Etfw”>December 1, 2020</a></blockquote> <script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script> Si es que bien, el 10 de agosto se soltó uno de los tirantes de la plataforma, que impactó con el plato situado más abajo y provocó una rotura de alrededor 30 metros. El 7 de noviembre, la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF) ordenó reponer el cable dañado, No obstante Antes de poder hacerlo, otro de los tirantes se soltó. Los informes de los ingenieros, pertenecientes al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de U.S.A., llevaron a la Resolución de retirar el observatorio, por el alto riesgo de que la estructura colapsara A lo largo de las reparaciones. Lo sucedido ya había sido previsto. «El telescopio está en un Solo serio riesgo de padecer un colapso inminente y descontrolado», dijo en su jornada Ralph Gaume, directivo de la División de Ciencias Astronómicas de la NSF. «Según los informes técnicos, incluso los intentos de estabilizar o bien poner a demuestra los cables podrían acelerar el error catastrófico. No pueden decir cuál es el margen de seguridad de la estructura, No obstante han avisado de que caerá en un Solo futuro próximo por sí sola», informó. Los logros de Arecibo
Un triste permanente para un observatorio que ha estado funcionando Durante 57 años y ha sido fundamental para Varios importantes descubrimientos premiados con el Nobel. En 1964, permitió determinar con precisión el periodo de Mercurio, y pasarlo de 88 a 59 días. De la misma forma hizo posible conseguir las primeras evidencias de la existencia de las estrellas de neutrones, En este sentido Del mismo modo que del descubrimiento del primer púlsar binario y del púlsar de giro más veloz. En 1989, ayudó a conseguir la 1era imagen directa de un asteroide y llevó a ubicar el púlsar PSR B1257+12, que a continuación hizo posible el hallazgo de los primeros exoplanetas. El radiotelescopio de Arecibo ha permitido trazar mapas de la distribución de hielo en las zonas polares de Mercurio, el hallazgo de moléculas prebióticas en galaxias lejanas y la detección de violentos estallidos de energía. Defensa planetaria
Además de eso, en 1974 se mandó el Mensaje de Arecibo, una transmisión de radio con la finalidad de comunicarse con extraterrestres, y dirigida al cúmulo globular Messier 13, a 25.000 años luz de distancia, y que definió un patrón de píxeles. En este tiempo, También ha sido una de las fuentes de datos de los proyectos de búsqueda de vida exterrestre. Esto, y su aparición en la novela «Contact», del astrónomo y divulgador Carl Sagan, lo hizo bastante popular entre el público. Arecibo Además era especialmente valioso por su papel en la defensa planetaria, el hallazgo y seguimiento de asteroides que podían acercarse demasiado a la Tierra, un trabajo que, Conforme dijo a Space.com Anne Virkki, quien lidera el Plantel de radar planetario en el observatorio, «no es Sencillamente reemplazable por otras instalaciones y De la misma forma instrumentos existentes».

Confirmado: los «superrayos» existen y pueden llegar a brillar 1.000 veces más que los normales

En 1977, el investigador B. N. Turman aseguró haber detectado una extraña clase de rayos 100 veces más intensos que los normales. Aunque, la cuestión no quedó del todo clara, y arrancó un largo discute científico sobre si es que estos «superrayos» (conocidos Al semejante que «superbolts» en inglés) de verdad existían o bien si es que simplemente parecían más brillantes Conforme Desde el ángulo que se les captara. Más tarde dos nuevos estudios afirman que, en efecto, estos extraños tipos de relámpagos existen y pueden ser aún más poderosos de lo cual se pensaba: hasta 1.000 veces más brillantes que la media. Los estudiosos, que publican sus resultados en la revista «Journal of Geophysical Research: Atmospheres», También descubrieron que esta clase de fenómenos se suele dar en zonas con fuertes tormentas eléctricas, de manera más intensa acerca de los océanos y que su formación no responde a los mecanismos habituales de los rayos típicos. «Queríamos ver cuáles son los límites reales de los suporbolts», explica Michael Peterson, investigador de teledetección en el Laboratorio Nacional de Los Alamos en Nuevo México y primordial cantautor de los estudios a The Washington Post. «Tratamos de saber cuan grandes y brillantes pueden llegar a ser». Satélites de la Guerra Fría
Fue Turman, que ocupaba el cargo de estudioso del Centro de Aplicaciones Técnicas de la Fuerza Aérea en la Base Patrick (Florida), quien acuñó el término de «superbolt» para referirse a estos rayos ultrabrillantes capaces de producir 100 gigavatios de energía o más (la potencia suficiente para alimentar a 32 millones de hogares estadounidenses). El investigador, que publicó sus resultados en la revista «Journal of Geophysical Research», viajó capaz de advertir estos rayos Debido a las observaciones de los satélites Vela, que se lanzaron en 1969 -plena Guerra Fría-, para localizar explosiones nucleares A partir de el espacio. De hecho, en 1979, alrededor la costa de Sudáfrica, cayó un rayo tan fuerte que en un Solo principio se pensó que podía haber sido la explosión de una bomba nuclear, Conforme recogió The New York Times. Otro fenómeno semejante golpeó Terranova en 1978, causando daños que afectaron a una franja de más de un km y medio de longitud. «Los árboles se partieron, las antenas de televisión se retorcieron hasta quedar irreconocibles, los transformadores estaban hechos añicos y los interruptores automáticos colgaban de los postes de las líneas eléctricas, y había cráteres en la nieve recién caída», recoge el artículo de la época en el Times. El instrumental del satélite Vela registraron miles de rayos por año, incluidos superrayos que cayeron en todo el planeta, No obstante «con mayor frecuencia en el Océano Pacífico Norte», Conforme escribió Turman. Todavía Así, los superbolts acudieron descritos Del mismo modo que un extraño fenómeno, y el investigador ambiental ya recogía en los setenta que estos fenómenos ocurren Solo unas cinco veces cada 10 millones de destellos. Pese a todos estos data, el discute acerca de si es que existían realmente De La misma manera que una categoría aparte prosiguió Durante las siguientes décadas. Todavía más brillantes de lo pensado
Ahora, Ambos nuevos estudios vuelven a aprovechar la visión de los satélites para «cazar» a estos superrayos. El primero describe los relámpagos más brillantes ocurridos en el continente americano entre 2018 y 2020 captados Debido a un sensor llamado Geostationary Lightning Mapper (GLM) montado acerca de satélites ambientales. «Nos centramos en los superrayos más brillantes, al menos 100 veces más enérgicos que los normales, y posteriormente observamos los pulsos superiores por arriba de ese umbral, hallando algunos aun más de 1.000 veces más brillantes», explica Peterson a Livescience. Los investigadores detectaron 600 millones de rayos, de los que «solo» 2 millones fueron considerados superrayos (el 0,32% del total). «El tamaño y el brillo de un rayo están íntimamente relacionados: la potencia óptica de un relámpago, o bien su luminosidad, es el producto de su tamaño y su corriente», asevera el intérprete y escritor. Aunque, no es sencilla deducir la fuerza exacta de un rayo Desde su luminosidad o viceversa, por lo que en este estudio se centraron más en la potencia de la luminosidad de estos rayos más que en su potencia. Una formación singular En el segundo estudio, los científicos analizaron los datos recopilados entre 1997 y 2010 por el satélite de grabación rápida en órbita de acontecimientos transitorios (FORTE). Descubrieron que Algunas condiciones de visualización afectaban el brillo del rayo: por servirnos de un ejemplo, Una vez que en la vista del satélite no se cruzaban nubes, los rayos eran más brillantes, por lo cual podría haber ciertos «falsos negativos» y que esos relámpagos tapados por nubes en realidad sí que entraran en la categoría de superrayos. Por otro lado, hallaron que estos rayos podían surgir de pulsos eléctricos entre nubes, De esta forma Del mismo modo que de pulsos de nube a tierra, Si bien tienen una formación distinto a la típica: Normalmente, estos fenómenos se producen En el momento en que las cargas eléctricas que existen en las nubes y en el suelo interactúan, y en La mayoría de estos acontecimientos las nubes tienen carga negativa; Pero en la situación de los superrayos, se ha detectado que se producen A lo largo de extrañas interactúes en las que las nubes están cargadas de forma positiva. Además, los superbolts en el océano eran más potentes que los cuales ocurren en tierra, quizás por el hecho de que acudieron alimentados por la acumulación gradual de cargas eléctricas en las nubes de tormenta. También observaron que los superrayos más brillantes tendían a agruparse en zonas donde las tormentas eléctricas son comunes, concretamente en las llanuras centrales de EEUU, la Cuenca del Plata en América del Sur, el norte de Argentina y el sureste de Brasil, donde se suelen dar «relámpagos horizontales tan largos que pueden abarcar cientos de kms, lo que recientemente se ha denominado ‘megaflash’», avisó Peterson.<iframe height=”286″ src=”https://www.youtube.com/embed/2ZJPntpgkW0″ frameborder=”0″ allowfullscreen style=”width:100%;”></iframe> Superrayos en todo el mundo Todavía De esta forma, otros investigadores han señalado anteriormente que estos fenómenos puede que se den Asimismo en otros lugares del planeta, Del mismo modo que en el Océano Pacífico entre la península de Corea y Japón, Sin embargo que no son captados por el hecho de que son regiones menos controladas por satélite. En 2019, otro estudio, efectuado por estudiosos de la Universidad de Washington y publicado en exactamente la misma gaceta, argumentó que La mayor una parte de los superrayos ocurren en el Atlántico norte al oeste de Europa, en invierno en el Mar Mediterráneo, principalmente entre noviembre y febrero. En otros términos, que sigue el discute sobre qué es y qué no un superrayo. Si bien Peterson asevera rotundo: «Lo que entonces sabemos es que estos relámpagos son excepcionales en todas y cada una sus características, no Sólo en su tamaño».

El Sistema Solar desaparecerá mucho Antes de lo que se pensaba

En el Universo, nada dura para Siempre y en todo momento y en todo momento y en toda circunstancia. Sabemos que algún día todas y cada una y cada una de las estrellas terminarán por apagarse, incluido nuestro Sol, que morirá expulsando al espacio La mayoría de su masa y dejando atrás un pequeño y denso núcleo, una enana blanca, que se va a ir enfriando poco a poco A lo largo del tiempo hasta convertirse en una roca fría y oscura. Pero, En el momento en que eso suceda no va a haber nadie para verlo, por el hecho de que hará ya mucho tiempo que la Tierra ha dejado de existir. ¿Pero cuándo será exactamente eso? ¿Y podrán sobrevivir otros planetas de nuestro sistema? Físicos y astrónomos llevan ya Varios siglos tratando de contestar a el interrogante. Y ahora las últimas estimaciones, recién publicadas en The Astronomical Journal, han revelado que los planetas de nuestro sistema desaparecerán bastante Ya antes de lo que creíamos, dentro de “solo” 100.000 millones de años, abandonando para Siempre y en todo momento y en toda circunstancia y en toda circunstancia a un Sol ya moribundo y condenado. “Comprender la estabilidad activa a largo plazo del Sistema Solar -escriben en su artículo los astrónomos Jon Zink, de la Universidad de California, Kinstantin Batgy, del Caltech y Fred Adams, de la Universidad de Michigan- constituye una de las búsquedas más viejas de la astrofísica, que se remonta hasta Newton, quien especuló que las interacciones mutuas entre planetas eventualmente conducirán a un sistema inestable”. Hacer los cálculos precisos, Pero, es bastante más complicado de lo que semeja. En verdad, cuanto mayor sea el número de cuerpos involucrados en un Solo sistema dinámico, actuando todos entre sí, más complejo se volverá el sistema y más bastante difícil será hacer predicciones sobre su comportamiento. Es lo cual se conoce De exactamente la misma forma que el “problema de N-cuerpos”. Debido precisamente a esa complejidad, resulta imposible hacer predicciones de las órbitas de los objetos del Sistema Solar que vayan más allí de entre 5 y 10 millones de años. Más allí de ese plazo, muy breve en tiempo astronómico, nada es ya seguro. La problemática no es menor, Porque si logramos averiguar qué le ocurrirá al Sistema Solar en el futuro, aprenderemos mucho sobre de qué manera evoluciona el propio Universo en escalas de tiempo incluso mayores que su edad vigente, unos 13.800 millones de años. Ya en 1999, los astrónomos predijeron que nuestro sistema planetario se iría desmoronando lentamente En medio un periodo de un millón de billones de años, en otros términos, 10 ^ 18, o un trillón de años. Ese es el tiempo, calcularon, que tardarían las resonancias orbitales de Júpiter y Saturno en “desacoplar” a Urano, lo que sería el principio del objetivo. Sin embargo, Según el Plantel de Zink ese cálculo no tuvo presente} Ciertas influencias importantes. Factores que podrían hacer que el Sistema Solar se desestabilice mucho Antes. Factor 1: el Sol
Como sabemos muy bien, nuestro destino ultimo está estrechamente ligado al del Sol. Nuestra estrella lleva brillando ya 5.000 millones de años, y todo indica que dispone del hidrógeno suficiente Al igual que para proseguir haciéndolo Durante otros 5.000 millones de años más. Acto seguido, Después de agotar su combustible, el Sol se verá comprimido por la gravedad, que ya sin oposición, lo aplastará hasta el punto de conseguir la temperatura de combustión nuclear del helio, el elemento que el Sol ha estado sintetizando A lo largo de toda su existencia. En el instante el horno nuclear vuelva a encenderse, quemando helio en sitio de hidrógeno, el Sol “rebotará”, hinchándose Al parecido que un enorme globo anaranjado, mucho mayor de lo que era Antes. Se habrá convertido en una estrella distinto, una gigante roja que se tragará, literalmente, a los mundos más próximos: Mercurio, Venus y la Tierra. Acto seguido, expulsará de un Solo golpe casi la mitad de su masa, que va a ser arrastrada por los vientos estelares. Solo quedará una enana blanca, un núcleo denso con cerca de la mitad de su masa vigente. La pérdida de masa hará que disminuya la atracción gravitatoria sobre los planetas sobrantes, Marte y los gigantes exteriores, Júpiter, Saturno Urano y Neptuno. Factor 2: la galaxia
No tenemos que olvidar que todo el Sistema Solar, con el Sol en su centro, gira cerquita de del centro de la Vía Láctea, nuestra galaxia, completando una órbita cada 250 millones de años. Los investigadores Creen que A lo largo de su recorrido, nuestro sistema planetario se acercará Indudablemente a otras estrellas, y en ciertos casos lo suficiente De La misma manera que a fin de que las órbitas de los planetas se vean perturbadas. Conforme el estudio, algo De esta manera tendría que ocurrir más o bien menos cada 23 millones de años. “Si tenemos en cuenta la pérdida de masa estelar y el alargamiento de las órbitas de los planetas exteriores -reza el artículo-, estos encuentros tendrán cada vez mayor influencia. Con el tiempo suficiente, algunos de estos sobrevuelos estelares serán lo suficientemente cercanos De La misma manera que para disociar, o desestabilizar, a los planetas restantes”. Teniendo presente esas influencias adicionales, Zink y su Equipo ejecutaron diez simulaciones de N cuerpos para los planetas exteriores, dejando fuese a Marte para simplificar el cálculo, Porque su repercusión debería ser muy pequeña. Las simulaciones se dividieron en dos fases, Ya antes y ahora de la pérdida de masa del Sol. Y Si es que bien diez simulaciones no forman una muestra estadística demasiado sólida, los estudiosos localizaron que los resultados desarrollaban Siempre y en toda circunstancia y en todo momento y en todo momento un escenario similar: una vez convertido el Sol en enana blanca, los planetas exteriores amplían sus órbitas (a causa a la menor atracción gravitatoria), No obstante Aún permanecen parcialmente estables. Júpiter y Saturno, No obstante, quedan atrapados en una resonancia estable de 5:2, o sea, por cada cinco veces que Júpiter orbita el Sol, Saturno Lo hace dos. La resonancia ya había sido propuesta muchas veces, entre otros muchos por el propio Isaac Newton. Esas órbitas “expandidas”, De esta forma tal como las peculiaridades de la resonancia planetaria, están haciendo que el sistema sea más susceptible a las perturbaciones causadas por las estrellas que pasan. Conforme los cálculos, Despues de 30.000 millones de años, las perturbaciones estelares transformarán esas órbitas inicialmente estables en caóticas, lo cual resultará en una rápida pérdida de planetas. Todos menos uno abandonarán sus órbitas y huirán hacia la galaxia Tal y como planetas errantes y solitarios. El ultimo mundo, quizás Júpiter, se quedará cerca de del Sol En medio otros 50.000 millones de años, No obstante su destino está escrito y sellado. Con el tiempo, También se liberará de la debilitada gravedad del Sol y se convertirá, Al parecido que los demás, en un mundo errante. En resumen, unos 100.000 millones de años Después de que el Sol se convierta en una enana blanca, el Sistema Solar habrá dejado de existir. Puede seguir pareciéndonos una eternidad, Sin embargo es un lapso de tiempo significativamente más corto que el propuesto en 1999. Y por presunto, advierten los propios autores del estudio, no es algo definitivo, En tanto que el resultado depende de lo cual sabemos El jornada de hoy de nuestro Ambiente galáctico y de nuestras estimaciones actuales acerca de posibles acercamientos de estrellas “desestabilizadoras” en el futuro. Estimaciones que pueden cambiar. Sea De exactamente la misma manera que fuere, una cosa es segura: en el horario eso suceda, la humanidad llevará ya mucho, mucho tiempo extinguida y no quedará absolutamente nadie para verlo.

La Tierra viaja 7 kilómetro por 2do más veloz de lo cual se creía

La Tierra es 7 kilómetro por segundo más rápida y se halla a unos 2.000 años luz más cerquita del agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea. Estos cambios son el resultado de un modelo mejorado de nuestra galaxia basado en nuevos data de observación, incluido un catálogo de objetos observados A lo largo de más de 15 años por el proyecto japonés de radioastronomía VERA. VERA empezó en el año 2000 para mapear las estructuras espaciales en la Vía Láctea. Utiliza una técnica conocida De exactamente la misma manera que interferometría para combinar datos de radiotelescopios esparcidos por el archipiélago nipón con la pretensión de obtener La misma Resolución que tendría un telescopio de 2.300 km de diámetro. La precisión de la medición lograda con esta Decisión, 10 micro-segundos de arco, es lo suficientemente nítida en teoría Además que para atraer una moneda de cinco céntimos de euro colocada en parte superficial de la Luna. A causa a que la Tierra está ubicada dentro de la Vía Láctea, no podemos dar un paso atrás y ver de qué manera se percibe la galaxia A partir de el exterior. La astrometría, la medición Necesita de las posiciones y movimientos de los objetos, es una herramienta vital para comprender la estructura general de la galaxia y nuestro sector en ella. Este año, se publicó el 1er Catálogo de Astrometría VERA que contiene datos de 99 objetos. Basándose en el Catálogo de Astrometría VERA y observaciones próximos de otros Grupos, los astrónomos construyeron un mapa de posición y velocidad. A partir de este mapa calcularon el centro de la galaxia, el punto cerquita de del cual gira todo. El mapa sugiere que el centro de la galaxia y el agujero negro supermasivo que reside allí se encuentran a 25.800 años luz de la Tierra, más cerca que el valor oficial de 27.700 años luz adoptado por la Unión Astronómica Internacional en 1985. El componente de velocidad del mapa apunta que la Tierra viaja a 227 kilómetro por segundo Entre tanto orbita cerquita de del centro galáctico. Más veloz que el valor oficial de 220 kilómetro por segundo. Después VERA espera observar más objetos, particularmente los cercanos al agujero negro supermasivo central, para caracterizar mejor la estructura y el movimiento de la galaxia. Del mismo modo que una parte de estos esfuerzos, VERA participará en EAVN (Red VLBI de Asia Oriental) compuesta por radiotelescopios ubicados en El país japonés, Corea del Sur y República Popular China. Al incrementar el número de telescopios y la separación máxima entre ellos, EAVN puede lograr una precisión aún mayor.

La Tierra primitiva, más parecida a Venus

Hace 4.500 millones de años, no había bosques, montañas ni océanos en la Tierra. Toda la superficie estaba cubierta por un mar de magma, el material de roca fundida que emerge Cuando los volcanes entran en erupción. No obstante si el terreno era un infierno, el aire no se quedaba atrás. Los gases que se elevaban de ese mar hirviente pudieron haber proporcionado a nuestro planeta una atmosfera tóxica casi idéntica a la que La jornada de hoy está presente en Venus. Esa es la primordial conclusión de un estudio publicado en «Science Advances». Para aprender acerca de la atmósfera primitiva de la Tierra, un club internacional liderado por Paolo Sossi, de ETH Zúrich en Suiza, creó su propio magma en el laboratorio. Lo llevaron a cabo mezclando un polvo con exactamente la misma composición del manto fundido de la Tierra, que luego calentaron a temperaturas muy altas de cerca de de 2.000° C con un láser en un horno singular Dentro del horno, los estudiosos podían hacer levitar el magma dejando fluir corrientes de mezclas de gases a su cerquita de. Estas mezclas de gases eran posibles candidatos para la atmósfera primitiva que, De exactamente la misma forma que hace 4.500 millones de años, influyó en el magma. En este sentido, con cada mezcla de gases que fluía cerca de de la muestra, el magma resultaba un poco diferente. «La diferencia clave que buscamos era hasta qué punto se oxidaba el hierro dentro del magma», explica Sossi. En el momento en que el hierro se halla con el oxígeno, se oxida y se convierte en lo cual comúnmente llamamos óxido. En consecuencia, en el horario la mezcla de gases que los científicos soplaron acerca de su magma contenía mucho oxígeno, el hierro dentro del magma se oxidaba más. Este nivel de oxidación del hierro en el magma enfriado le dio a Sossi y sus colegas algo que podían comparar con las rocas naturales que forman el manto de la Tierra en la actualidad, las llamadas peridotitas. La oxidación del hierro en estas rocas Todavía tiene la repercusión de la atmósfera primitiva impresa en su interior. La comparación de las peridotitas naturales y las del laboratorio les dio a los científicos pistas sobre cuál de sus mezclas de gases se acercó más a la atmósfera primitiva de la Tierra. Surgimiento de la vida
«Lo que encontramos viajó que, Acto seguido de enfriarse A partir del estado de magma, la Tierra adolescente tenía una atmósfera que se estaba oxidando sutilmente, con dióxido de carbono De La misma manera que componente principal, Como nitrógeno y algo de agua», notifica Sossi. La presión en la superficie De la misma forma era mucho mayor, casi cien veces mayor que la vigente y la atmósfera era mucho mayor Gracias a la superficie caliente. Estas características la hacían más igual a la atmosfera del Venus vigente que a la de la Tierra vigente. Este resultado tiene dos conclusiones principales, Conforme Sossi y sus colegas: la primera es que la Tierra y Venus Comenzaron con atmósferas bastante afines, Sin embargo la última perdió su agua posteriormente Debido a la proximidad más próxima al Sol y las temperaturas más altas asociadas. La Tierra, Sin embargo, sostuvo su agua, eminentemente en forma de océanos. Estos absorbieron gran comunicado del CO2 del aire, lo que redujo significativamente sus niveles. La 2da conclusión es que una teoría popular acerca de el surgimiento de la vida en la Tierra semeja en seguida mucho menos probable. Este llamado «experimento de Miller-Urey», en el que los rayos interactúan con ciertos de los gases (en especial, el amoníaco y el metano) para crear aminoácidos, los componentes básicos de la vida, habría sido bastante difícil de ejecutar. Los gases precisos simplemente no eran lo suficientemente abundantes.

Adiós miniluna, adiós

El pasado mes de febrero, Cuando los estudiosos del Catalina Sky Survey, en Arizona, detectaron un tenue objeto precipitándose A lo largo de el cielo, no pudieron estar seguros de si se trataba de una auténtica miniluna o de un objeto artificial, Del mismo modo que un cohete propulsor de alguna antigua misión espacial. Para averiguarlo Grigori Fedorets, de la Queen’s University de Belfast, en UK, y sus colegas, utilizaron En medio los meses siguientes una serie de telescopios en todo el mundo para tomar más medidas del objeto, bautizado Así tal y como 2020 CD3, y determinar De esta manera su auténtica naturaleza. El resultado, recién aparecido en The Astronomical Journal, se dirigió que la miniluna era auténtica. Las observaciones mostraron que tenía un diámetro de aproximadamente 1,2 mts y, Conforme su color y brillo, tal vez estaba hecha de rocas de silicato, Del mismo modo que muchos de los objetos del cinturón de asteroides, el vasto anillo de rocas de todos los tamaños que se halla entre Marte y Júpiter. ¿Pero venía la nueva luna terrestre de ahí? Los estudiosos rastrearon su órbita en un Sólo esfuerzo por averiguar su procedencia Ya antes de que la miniluna quedara atrapada por la gravedad terrestre 2,7 años Antes. «Según nuestras simulaciones -explica Fedorets- el tiempo medio de captura de las minilunas es de apenas nueve meses, por lo cual esta miniluna llevaba con nosotros más tiempo de lo esperado. La razón es que este objeto voló muy alrededor la Luna (la normal) y eso lo colocó en una órbita más estable». Con todo, 2020 CD3 salió de su órbita alrededor de la Tierra el pasado mes de marzo y ahora, ahora de casi tres años de «compañía», se aleja de nosotros cara las profundidades del espacio. Según los estudiosos, Sin embargo, en las proximidades de la Tierra debería haber muchas más minilunas afines todavía no detectadas. Algo que se solucionará Una vez que se complete el Observatorio Vera C. Rubin, un gran telescopio actualmente en construcciòn en Chile. «En el mejor de los escenarios -indica Fedorets- podríamos localizar una nueva miniluna cada dos o tres meses. Y en el peor, quizás una al año». En todo caso, muchas más «compañeras» de la Tierra de las que cualquiera pudiera imaginar.