fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Sociedad

¿El primer planeta fuera de la Vía Láctea?

Un Equipo de investigadores dirigido por Rosanne Di Stefano, del Centro Harvard Smithsonian, en Massachusetts, podría haber encontrado el 1er exoplaneta fuese de nuestra galaxia. El candidato tiene por nombre M51-ULS-1b y Se trata de un mundo muy grande, en órbita alrededor de un sistema estelar doble de la galaxia M51, Asimismo famosa Al igual que Remolino, a 28 millones de años luz de distancia. Los investigadores se toparon con él Mientras revisaban los datos de más de 2.000 observaciones llevadas a cabo por el telescopio espacial de rayos X Chandra. Si es que esos datos se confirman, estaríamos frente el planeta más lejano detectado Hasta ahora, y el primero descubierto fuese de la Vía Láctea. Conforme explican los astrónomos en un artículo recién aparecido en arXiv, el trabajo consistía en revisar los datos de Chandra en busca de posibles tránsitos, es decir, objetos que pasan por delante de sus estrellas, bloqueando una parte de su luz. Y para asegurarse de que en realidad encontraban tránsitos y no simples fluctuaciones en el brillo de las estrellas, los científicos Solo seleccionaron casos en los que toda la luz quedaba bloqueada. Se dirigió En este sentido Del mismo modo que hallaron al posible exoplaneta. El hallazgo, Desde luego, resulta excitante, Si es que bien no inesperado. En verdad, no existe razón alguna para pensar que no hay planetas en otras galaxias, Sin embargo las enormes distancias a las que se encuentran están haciendo muy difícil la detección. En este caso, parece tratarse de un planeta en órbita alrededor de un sistema binario formado por una estrella usual y otra muy masiva, puede que un agujero negro o bien una estrella de neutrones. Algo está pasando regularmente delante de la estrella
Según explican los investigadores en su artículo, la mejor explicación para la circulación observado es un mundo, Pero por la fecha eso no puede asegurarse al cien por cien. En verdad, los astrónomos Solo han detectado un único tránsito, en sitio de por lo menos dos o tres de ellos, lo que confirmaría que «algo» está pasando regularmente por delante de la estrella. Podría tratarse, por servirnos de un ejemplo, de un objeto que Sencillamente avanzó por delante del sistema, Pero que nunca más regresará. Los datos de Chandra indican que, si es que el mundo es real, quizá se trate de un gigante gaseoso algo más pequeño que Saturno, orbitando cerquita de del centro sistema binario a una distancia de decenas de Unidades Astronómicas. Una Unidad Astronómica (UA) equivale a 150 millones de kilómetro, la distancia que separa a la Tierra del Sol. El mundo, en consecuencia, se encontraría por lo menos tan lejos de la estrella binaria Del mismo modo que Saturno lo está del Sol. Lo que podría ser un problema para confirmar inmediatamente si verdaderamente estamos frente el primer planeta extragaláctico descubierto por la Ciencia. A esa distancia de su estrella, en efecto, podrían pasar años, o incluso décadas, Antes de que el mundo lleve a cabo una órbita completa y vuelva a provocar otro tránsito observable. Hasta en seguida, ninguno de los demás, pocos, posibles candidatos a planetas extragalácticos ha podido ser confirmado. ¿Se convertirá M51-ULS-1b en el primero?

Las impresionantes imágenes de los ciclones de Júpiter

El gigante Júpiter tiene enormes y enigmáticas tormentas en sus polos, Según pudo confirmar la misión Juno de la NASA. En seguida, la agencia espacial estadounidense ha hecho públicas unas instantáneas tomadas por la sonda del polo norte, donde aparecen coloridos remolinos fruto de la combinación de varias imágenes y que exhiben al mundo gaseoso Del mismo modo que jamás Antes se había visto, forzando el colorido de sus tormentas. El ciclón gran y perenne que se halla en el polo norte de Júpiter es visible en el centro de la imagen, rodeado por ciclones más pequeños que varían entre tamaños que van Desde los 4.000 a 4.600 kilómetros. Toda esta superficie abarcaría un territorio más grande que toda la Tierra, explica la NASA en un Sólo parte. Gerald Eichstädt, científico colaborador de la NASA, es el responsable de esta imagen procesada. Utilizando los información logrados por el instrumento JunoCam En medio cuatro de los acercamientos próximos de Juno al gigante gaseoso, que tuvieron lugar entre el 17 de febrero y el 25 de julio de 2020, recrea de una forma jamás vista las tormentas. El color enormemente exagerado surge Al igual que resultado de combinar muchas imágenes individuales en una sola. NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Gerald Eichstädt
Pero Aunque los colores de la fotografía están procesados (o sea, las tormentas no se ven con estos tonos en la realidad), aparte de la belleza, las imágenes permiten ver a los astrónomos sutiles detalles presentes en las estructuras dinámicas de las nubes. «Cada nueva perspectiva que proporciona Juno de la atmósfera de Júpiter complementa las simulaciones por computadora y ayuda a refinar aún más nuestro entendimiento de cómo evolucionan las tormentas con el tiempo», afirman Desde agencia espacial estadounidense. La misión Juno proporcionó las primeras capturas nítidas de las zonas polares de Júpiter. El instrumento Jovian InfraRed Auroral Mapper (JIRAM) de Juno Asimismo ha mapeado esta área, De esta manera Del mismo modo que un patrón similar de tormentas en el polo sur del planeta, donde se encuentra un enigmático pentágono atmosférico.

El cromosoma Y revela que neandertales y sapiens ya se aparearon hace 300.000 años

Cada individuo guarda en su ADN la historia de toda su especie. Pero A veces el relato que nos cuentan los genes se convierte en una paradoja. Es la situación de la parentela humana en Eurasia. Los neandertales, esos homínidos extintos a los que aun se les atribuyen las primeras muestras de arte rupestre, y los enigmáticos denisovanos, de los cuales apenas hay escombros, constituyen un conjunto humano separado de los sapiens hace más de 550.000 años. En principio, deberían parecerse mucho entre sí. Si es que bien, contra lo cual cabría aguardar, el cromosoma Y de los neandertales es más idéntico al nuestro. ¿Cómo es posible esa contradicción? Según un Plantel internacional, dirigido por el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig (Alemania) y en el que participan investigadores del CSIC, el motivo es que ya nos hibridamos con ellos hace 300.000 años, mucho Antes de lo cual se creía. Lo explican en la revista «Science». Los científicos examinaron el cromosoma Y, que se transmite Sólo por vía paterna, de tres neandertales masculinos, uno de ellos procedente de la cueva de El Sidrón en Asturias, y de otros dos denisovanos masculinos de Siberia. «La información del genoma nos da un árbol evolutivo y la que se puede inferir A partir del cromosoma Y otro diferente. Ese es el enigma a interpretar», explica Antonio Rosas, profesor de investigación del CSIC y directivo del Conjunto de Paleoantropología del Museo Nacional de Ciencias Naturales. La misma contradicción ya se había visto Ya antes en el ADN mitocondrial, herencia materna, y la explicación es la misma: «Probablemente Tuvo lugar un fenómeno de hibridación de unos sapiens arcaicos y unos neandertales arcaicos», apunta el estudioso. En esos encuentros, se transfirió el ADN tanto mitocondrial Al idéntico que del cromosoma Y «y por efecto del azar (lo que tiene por nombre deriva génica) en poblaciones neandertales pequeñas, aisladas y con alta endogamia
, persitió ese ADN transferido A partir del linaje sapiens», agrega Rosas. Los genes propios, heredados de antiguo, acudieron barridos por los nuevos, aun Sin embargo los apareamientos fueran escasos. Cantidad encefálico
Pero, ¿qué implicaciones tuvo ese cambio en el cromosoma Y para los neandertales? «Esa es una buena pregunta para la que Todavía no tenemos respuesta», admite el estudioso. «Se piensa que la transferencia de neandertales a sapiens (todos, excepto los africanos, tenemos un pequeño porcentaje de genes neandertales) influyó, y Aún Lo hace, en nuestro sistema inmunitario, Sin embargo la de sapiens a neandertales Todavía está por ver», señala. En el horario se ve la evolución de ese grupo humano en el registro fósil no se detecta ningún repuesto esencial. «Es verdad que en esa temporada, de 300.000 a 250.000 años, empiezan consolidarse lo cual llamamos neandertales clásicos (Homo neanderthalensis), en contraposición a los más antiguos, Sin embargo entramos en el terreno de la especulación», apunta. También entonces se provocó el aumento del cantidad encefálico de estos homínidos. «Si en ese proceso influyó el linaje sapiens es algo que aún no lo sabemos», subraya. Eso sí, Rosas no cree que ese «traspase» de ADN tuviera nada que ver con la posterior desaparición de los neandertales. «De hecho, sobrevivieron 250.000 años más, que no es poco tiempo -dice-; su extinción definitivo coincide con una serie de circunstancias que sí pudieron ser decisivas: cambios climáticos, pérdida de variabilidad genética, tal vez la llegada de los cromañones».

Un asteroide del tamaño de un minibús a punto de hacer un «encuentro extremadamente próximo»

La Tierra no Sólo está a punto de capturar una miniluna. Un asteroide, de 4,4 a 10 mts de longitud, está a punto de hacer un «encuentro extremadamente próximo», Conforme han informado astrónomos de «The Virtual Telescope Project». El asteroide, de nombre 2020 SW, atravesará las cercanías de la Tierra a una distancia de apenas 27.000 kilómetros a las 14.18 horas (CEST) de este jueves, mucho más cerquita que la órbita de los satélites meteorológicos y de televisión, y que ronda los 35.888 kms. No hay posibilidad alguna de impacto, Según ha informado «Earthsky.org». Pese a la escasa distancia a la que pasará, que es comparable a 2,1 diámetros terrestres, no será posible ver el asteroide a sencilla vista. Si es que bien, la web de «The Virtual Telescope Project» dejará verlo en directo en este enlace A partir de las 00.00 (CEST) de este jueves. Siguiente visita en 2029
Además, los astrónomos aficionados podrán verlo con telescopios muy pequeños, Desde 15 centímetros de diámetro, en la zona de la constelación de Pegaso, y entonces en Piscis. Su aspecto recordará al de una «estrella», un punto luminoso más, moviéndose tan despacio que su movimiento Solo será perceptible al comparar su posición con la de otras estrellas. Según el Centro para el Estudio de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS, por sus siglas en inglés) 2020 SW no volverá a visitar las cercanías de la Tierra hasta el año 2029. Asimismo, está previsto que la influencia de la gravedad terrestre cambie la trayectoria del objeto sensiblemente. 2020 SW se dirigió descubierto el pasado 18 de septiembre, expresado de otro modo, seis días Antes de su máxima aproximación, y anunciado por el Centro de Planetas Menores el día siguiente. Esto muestra que este tipo de objetos no son visibles con un enorme tiempo de antelación. De hecho, uno comparable estalló sobre el cielo de Chelyabinsk en 2013, sin anterior amenaza. La estruendo de este objeto abandonó 1.500 heridos. Sólo en septiembre, el Centro de Planetas Menores ha anunciado el descubrimiento de 244 objetos cercanos a la Tierra.

La sombra de M87* se tambalea, y eso sorprende a los científicos

En abril del pasado año, el planeta quedó atónito al contemplar la primera imagen de un agujero negro de la historia. O, más concretamente, la silueta de su ominosa sombra rodeada por un brillante anillo de materia incandescente y anaranjada. El «monstruo», a 55 millones de años luz de la Tierra, era el agujero negro supermasivo M87*, con una masa equivalente a la de 7.000 millones de soles y ubicado en el centro de una galaxia de idéntico nombre. La hazaña científica se se quedó con Tras largos años de esfuerzos de centenares de estudiosos de la colaboración internacional que opera el Event Horizon Telescope (EHT), un telescopio «virtual» prácticamente del tamaño de la Tierra formado por una red de potentes radiotelescopios repartidos en Varios continentes. Entonces, el análisis de información no publicados de observaciones de M87* realizadas entre 2009 y 2013 por los científicos del EHT ha revelado que la sombra del gigantesco agujero negro está «tambaleándose», y ha girado de manera significativa En medio los diez últimos años. Los resultados completos de este trabajo se acaban de publicar en The Astrophysical Journal. «El EHT -explica Macek Wielgus, astrónomo del Centro de Astrofísica Harvard Smithsonian y primer firmante del artículo- puede advertir cambios en la morfología de M87* en escalas de tiempo tan cortas Del mismo modo que unos pocos días, Aunque su geometría general debería ser constante en escalas de tiempo más largas. En 2019 pudimos contemplar Por vez primera la sombra de un agujero negro, No obstante Sólo vimos imágenes tomadas en una ventana temporal de una semana de observación de 2017, que es demasiado poco para estimar demasiados cambios». De ahí que, la combinación de datos precedentes, recabados entre 2009 y 2013, con los publicados en 2019 descubrió que, en rasgos generales, la forma de la sombra del agujero negro se ha mantenido constante y su diámetro permanece estando de pacto con lo previsto por la relatividad general de Einstein para un agujero negro de casi 7.000 millones de masas solares. Lo cual es una confirmación especial de las teorías vigentes y nos da «más confianza que jamás sobre la naturaleza de M87* y el origen de la sombra». La animación muestra un año completo de evolución de M87* Conforme las simulaciones informáticas – G. Wong, B. Prather, cap. Gammie, M. Wielgus/colaboración EHT
Una novedad inesperada
Los información, Aunque, Asimismo revelan que el colosal agujero negro ocultaba una sorpresa: el brillante anillo que gira a su alrededor se tambalea, y eso es una enorme noticia para los investigadores. Por primera vez, en efecto, va a poder estudiarse la estructura dinámica del flujo de acreción del agujero negro. Y es precisamente esa región la que tiene la clave para entender por qué muchos agujeros negros lanzan por sus polos grandes chorros de energía casi a la velocidad de la luz. Esos chorros de partículas a toda velocidad resultan Por su comunicado de vital importancia para entender de qué forma se relaciona el agujero negro con su galaxia anfitriona. Sin embargo volvamos al brillante anillo de acreción. El gas que se acerca y cae cara un agujero negro se calienta hasta obtener una temperatura de miles de millones de grados, se ioniza y se vuelve turbulendo Gracias a la presencia de fuertes campos magnéticos. Y esa turbulencia es la que, precisamente, hace que la apariencia del agujero negro varíe con el tiempo. «Debido a que el flujo de materia que cae acerca de un agujero negro es turbulento -indica Wielgus- vemos que el anillo se tambalea con el tiempo». Y eso desafía algunos modelos teóricos de de qué forma se genera y evoluciona la acreción. «Hemos visto mucha alteración allí -prosigue Wielgus- y no todos los modelos teóricos de flujo de acreción permiten tanta variabilidad. A medida que obtengamos más mediciones en el futuro, seremos capaces de imponer limitaciones a los modelos con confianza y descartar Algunas de ellas». Los efectos de la gravedad extrema
La investigación, En tanto que resulta del máximo interés, Puesto que el flujo de acreción contiene materia que se acerca lo suficiente al agujero negro Tal y como para permitir a los científicos observar los efectos de una gravedad extrema y, en Ciertas circunstancias, poner a demuestra las predicciones de la relatividad general. Algo que los estudiosos han hecho en este estudio. Seguir recopilando información acerca de la estructura variable del brillante anillo que rodea a M87* es algo que mantendrá ocupados a los científicos del EHT A lo largo de los próximos años. En la actualidad, en efecto, ya están trabajando con los data de 2018 y preparando nuevas observaciones para 2021 para alcanzar, Acto seguido de la adición de más radiotelescopios a la red, una vista Aún más detallada de la sombra del agujero negro y su brillante anillo de materia incandescente. Para Wielgus, el análisis continuado que permiten las observaciones pasadas y las que se llevarán a cabo en el futuro «conducirá a una mejor comprensión de las propiedades dinámicas de M87* y de los agujeros negros en general».

Insólito récord de inmersión de una ballena: casi cuatro horas bajo el agua

El zifio de Cuvier (Ziphius cavirostris) es un buceador extraordinario. Este cetáceo, que suele habitar aguas lejanas a la costa, alcanza casi los 3.000 metros de profundidad en sus inmersiones. Hasta en seguida, se calculaba que los ballenatos, relativamente diminutos en comparación con una ballena azul Pero más grandes que un elefante, permanecían sumergidos Durante unos 33 minutos Ya antes de agotar su oxígeno y recurrir a la respiración anaeróbica. Aunque, un elenco de la Universidad de Duke (EE.UU.) ha descubierto que son capaces de aguantar muchísimo más bajo el agua, consiguiendo el espectacular récord de inmersión de 3 horas y 42 minutos. Los investigadores de Duke sospechaban que estos tímidos mamíferos eran capaces de bucear En medio mucho más tiempo de lo que se creía. Por ese motivo, decidieron seguir a los zifios y etiquetarlos Desde un navío. No es tarea sencilla, Porque estos animales pasan muy poco tiempo en parte superficial para evitar a sus predadores, las orcas. Durante un período de cinco años, el elenco marcó a 23 ballenatos y registró más de 3.600 inmersiones, que van Desde 33 min a 2 h y 13 min, todas y cada una de las cuales superaron ampliamente el punto en el que se pensaba que los zifios de Cuvier se quedaban sin oxígeno. Sabiendo que aproximadamente el 95% de las inmersiones realizadas por otros mamíferos se completan Ya antes de que disminuyan sus reservas de oxígeno, el club retornó a verificar sus data y se dio cuenta de que si es que ocurre lo mismo con los zifios, entonces podrían permanecer sumergidos Durante unos increíbles 77,7 min Antes de recurrir a la respiración anaeróbica. «Realmente nos sorprendió que estos animales fueran capaces de ir mucho más allá de lo cual las predicciones sugieren que deberían ser sus límites de buceo», admite Nicola Quick, responsable del estudio publicado en la gaceta «Journal of Experimental Biology». Además, el club registró dos inmersiones extraordinarias en 2017, que superaban con creces sus mejores expectativas. Una duró prácticamente tres horas, al tiempo que la otra se prolongó En medio tres horas y 42 minutos. «No lo creímos al comienzo. Son mamíferos Más tarde de todo, y cualquier mamífero que pase tanto tiempo bajo el agua parece increíble», explica Quick. Extraordinaria recuperación
Pero, ¿cuánto tardaron los ballenatos en recuperarse de estas inmersiones de récord? En seguida de analizar el tiempo entre inmersiones de alimentación, Quick se sorprendió de que no hubiera un patrón claro. Aunque una ballena reanudó el buceo en búsqueda de alimento 20 min en seguida de una inmersión de dos horas, otra que había completado una inmersión de 78 min avanzó casi cuatro horas haciendo inmersiones más cortas y regresando a la superficie Ya antes de comenzar La próxima inmersión en busca de alimento. «Al entrar en el estudio, creemos que veríamos un patrón de mayor tiempo de recuperación Después de una inmersión larga. El hecho de que no lo hiciéramos abre muchas otras preguntas», afirma la investigadora. Desconcertados por la extraordinaria resistencia del zifio de Cuvier, Quick y Andreas Fahlman, de la Fundación Oceanográfica de la Comunidad de Valencia, sospechan que los animales pueden disponer un metabolismo excepcionalmente bajo, junto con reservas de oxígeno más grandes de lo típico y la capacidad de soportar la acumulación de ácido láctico en sus músculos en el horario cambian al metabolismo anaeróbico en las inmersiones que superan los 77,7 minutos. Quick Asimismo está intrigada por las razones detrás de las dos inmersiones récord: «Puede ser que hubiera un parche de comida particularmente productivo, alguna amenaza percibida… [o] alguna perturbación del ruido influyó en estas inmersiones», argumenta.

De este modo suena la «música» del centro de nuestra galaxia

¿Cuál es el sonido de las estrellas? Esta es el interrogante a la que quieren dar respuesta científicos de la NASA del observatorio de rayos X Chandra. Traduciendo los datos de este telescopio junto con los obtenidos por los telescopios espaciales Hubble y Spitzer, han sonificado el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, creando representaciones visuales y auditivas que conforman algo De este modo De exactamente la misma forma que «la banda sonora» de nuestro vecindario cósmico, situado a 26.000 años luz de la Tierra. La sonificación es el proceso que traduce los datos en sonido, en otros términos, los 0 y 1 que envían los ordenadores a sonidos concretos. Tal y Al igual que se aprecia en el vídeo, acerca de la imagen del centro de la galaxia se percibe el reproductor, que está pasando de izquierda a derecha recreando la posición y el brillo de las fuentes. «La luz de los objetos ubicados cara la comunicado superior de la imagen se escuchan Tal y como tonos más altos al paso que la intensidad de la luz controla el volumen. Las estrellas y las fuentes compactas se convierten en notas individuales, al paso que las nubes extendidas de gas y polvo producen un esquema que se repite, No obstante que va evolucionando. El crescendo ocurre Cuando llegamos a la región brillante en la comunicado inferior derecha de la imagen. Aquí es donde reside el agujero negro supermasivo de 4 millones de masas solares en el centro de la galaxia, conocido Así tal como Sagitario A *», explican en un Solo parte los responsables del proyecto de Chandra. Imagen del centro de la galaxia sonorizada por la NASA – NASA/CXC/UMass/D. Wang et al.; Optical: NASA/ESA/STScI/D.Wang et al.; IR: NASA/JPL-Caltech/SSC/S.Stolovy
Así es Del mismo modo que cualquiera puede «escuchar los datos» de una zona de 400 años luz de diámetro. Y no Sólo eso, Sino más bien esta «BSO» se puede oir Así tal como en una sinfonía con cada uno de los telescopios haciendo de un instrumento diferente o por separado. «La imagen del Hubble describe las zonas de energía donde nacen las estrellas, Mientras que que la imagen infrarroja de Spitzer muestra nubes brillantes de polvo que contienen estructuras complejas. Los rayos X de Chandra revelan gas calentado a millones de grados por explosiones estelares y salidas de Sagitario A *», afirman Desde la NASA. Otras regiones con «música»
Además del centro galáctico, este proyecto Asimismo ha producido versiones sonificadas de los restos de una supernova denominada Cassiopeia A, o Cas A, y de los llamados «Pilares de la Creación», ubicados en Messier 16. En Cas A, los sonidos se asignan a cuatro elementos encontrados en los restos de la estrella explotada, De este modo De La misma manera que otros información de alta energía. La distribución de silicio (rojo), azufre (amarillo), calcio (verde) y hierro (púrpura) «suena» en la reproducción, moviéndose A partir de la estrella de neutrones central cara afuera, en cuatro puntos. Imagen de Casiopea que se acaba de sonificar – NASA/CXC/SAO
Por su parte, en la pieza «Pilares de la Creación», se ha creado una composición mucho más extraña en la que los sonidos se generan moviéndose horizontalmente A lo largo de la imagen de izquierda a derecha. Imagen que acaba de ser sonorizada de los llamados «Pilares de la Creación» – NASA/CXC/INAF/M.Guarcello et al.; Optical: NASA/STScI
«Al igual que con la sonificación del centro galáctico, la posición vertical de la luz controla el tono, No obstante en este caso varía en un rango continuo. Se presta singular atención a la estructura de los pilares que se pueden oir Al igual que barridos de tonos bajos a altos y viceversa. Las dos “melodías” distintos de luz óptica y de rayos X se pueden gozar de manera individual o simultánea», afirman. Una preciosa y rara composición, Al idéntico que el propio centro de nuestra galaxia.

La basura espacial fuerza a activar una maniobra de urgencia en la Estación Espacial Internacional

La Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés), el laboratorio de 420 toneladas que orbita la Tierra a unos 400 kms de altura, tuvo que hacer una maniobra de urgencia a las 23.19 (CEST) de este martes para evitar una potencial colisión con un pedazo de basura espacial. Los tripulantes de la Expedición 63 que están a bordo de la estación, el astronauta Chris Cassidy y los cosmonautas Anatoli Ivanishin e Ivan Vagner, se refugiaron en el módulo ruso para estar más alrededor la nave Soyuz MS-16, libre para enviarles a la Tierra. Al mismo tiempo, los controladores de la NASA y de la rusa Roscosmos encendieron los motores de la nave de carga Progress 75, anclada a otro de los módulos de la estación, para alejar a la ISS de la trayectoria de impacto. La ignición tuvo que prolongarse A lo largo de 150 segundos. «Maniobra de ignición completa», manifestó en Twitter Jim Bridenstine, administrador de la NASA, seis minutos ahora de que se apagaran los motores de la Progress. «Los astronautas han salido del refugio de seguridad».<blockquote class=”twitter-tweet”><p lang=”en” dir=”ltr”>Maneuver Burn complete. The astronauts are coming out of safe haven.</p>&mdash; Jim Bridenstine (@JimBridenstine) <a href=”https://twitter.com/JimBridenstine/status/1308517691175645184?ref_src=twsrc%5Etfw”>September 22, 2020</a></blockquote> <script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script> Según ha comentado la NASA en una entrada de uno de sus blogs, la maniobra se hizo «por precaución» y «en ningún instante la tripulación estuvo en peligro». El inconveniente es que la red de vigilancia de basura espacial detectó el objeto con poco margen de tiempo, lo cual obligó a adoptar esas medidas. Los escombros, de un tamaño que no ha trascendido, iban a pasar a una distancia de 1.390 mts de la estación espacial a 00.21 CEST del miércoles. A continuación de concluir estas maniobras, la tripulación abrió las compuertas que unían el módulo ruso con el resto de la estación y volvieron a sus actividades habituales. Está previsto que el mes que viene vuelvan a la Tierra a bordo de la Soyuz. El problema de la basura espacial
Ésta ha sido la 3era vez en 2020 que la Estación Espacial Internacional ha tenido que ajustar su trayectoria para evitar una colisión con la basura espacial. En este sentido, Bridenstine ha comentado en Twitter que el problema de la basura «está yendo a más». Según estimacones de la Agencia Espacial Europea (ESA), existen 129 millones de piezas de basura espacial en la órbita del mundo, 34.000 de los cuales mide más de 10 centímetros. A la altitud a la que viaja la estación, estos fragmentos de basura viajan a velocidades de más de 28.000 kilómetros por hora, con lo que son auténticos proyectiles capaces de producir graves daños en la estación espacial y en el resto de naves y satélites.

El macho de esta araña puede matar a un hombre: ahora saben por qué

La araña de embudo australiana es considerada por muchos Del mismo modo que la más mortífera del planeta. Vive en los alrededores de Sídney, En oportunidades en el interior de las casas, y es en extremo agresiva. Su veneno neurotóxico puede causar A partir de espamos musculares hasta incapacidad para respirar, desmayos y visión doble. Incluso la muerte si no se recibe con rapidez un antídoto, especialmente si es que la víctima es un niño. Curiosamente, los investigadores saben que los machos desarrollan un veneno mucho más letal que sus compañeras femeninas. Sin embargo, ¿por qué? Bryan Fry recobra arañas de embudo todavía vivas de su piscina con un atuendo no particularmente científico – Bryan Fry Investigadores de la Universidad de Queensland han descubierto los motivos. El elenco, comandado por el maestro Bryan Fry, ha pasado 20 años investigando delta-hexatoxinas, los péptidos que hacen que el veneno de esta araña sea tan peligroso. «Las arañas de tela en embudo australianas son famosas por causar muertes humanas con esta gama particular de toxinas», dice Fry. «Las delta-hexatoxinas ejercen efectos neurotóxicos fatales en los seres humanos al sujetar los nervios encendidos, de modo que siguen disparando una y otra vez». Sin embargo, la razón por la que estas toxinas son tan mortales para los humanos ha desconcertado a los científicos, en la fecha ni nosotros ni otros primates hemos sido jamás ni presas ni depredadores En medio la evolución de la araña. ¿Por qué iban a querer hacernos daño? «Tampoco podíamos comprender por qué La mayor parte de las muertes humanas estaban siendo causadas por los machos de arañas de tela en embudo, que supuestamente tienen un veneno mucho más letal que las hembras», agrega el estudioso. Selección natural Un investigador recoge muestras de veneno de una araña de embudo – Paul Dymond El elenco de Fry empleó el análisis molecular para echar un vistazo próximo al veneno. Si es que bien anteriormente se habían descrito 35 especies de arañas de embudo, Sólo se habían analizado ocho delta-hexatoxinas de cinco especies. Los estudiosos prácticamente triplicaron los data, perfilando 22 nuevas delta-hexatoxinas del veneno de diez especies de redes en embudo. Así, pudieron experimentar una curiosa hipótesis: Estas toxinas habían evolucionado originalmente para matar insectos Del mismo modo que cucarachas y moscas, presas de las arañas. No obstante en el momento los machos maduran sexualmente, abandonan la seguridad de su madriguera y deambulan distancias considerables en búsqueda de hembras. El paseo puede ser muy peligroso, Porque los «romeos» se encuentran en su paseo predadores vertebrados De exactamente la misma forma que el dunnart, un pequeño marsupial nocturno parecido a un ratón. «Los data muestran que la selección natural ha ejercido la presión requerida para convertir un veneno específico de insectos en un Sólo veneno defensivo específico de vertebrados», explica el científico. Y, desafortunadamente para nosotros, somos una especie de vertebrados. Con este nuevo conocimiento, el club intenta ahora comprender mejor de qué forma el veneno de la araña actúa en el cuerpo humano. Esto podría ser fundamental para diseñar nuevos fármacos para tratar a las víctimas de las picaduras.

La Tierra está a punto de capturar una extraña «miniluna»

Al hablar de satélites de la Tierra, todos pensamos en la Luna. Es nuestro «acompañante natural» Desde hace miles de millones de años y el hombre lleva contemplándola Al idéntico que un pilar inamovible. Sin embago, no es nuestro único compañero: de vez en en el horario, un objeto más pequeño, Por lo general un asteroide, es captado por la gravedad de nuestro mundo, permaneciendo a nuestro lado En medio unos meses, aun A veces aun años, para acto seguido continuar su trayecto por el espacio. Estas son las popularmente conocidas Del mismo modo que «minilunas». Si bien se trate de un fenómeno aproximadamente comprendido por el hombre, en realidad Sólo hemos podido confirmar dos de estas minilunas: 2006 RH120, que visitó en 2006 y 2007; y 2020 CD3, en órbita terrestre de 2018 a 2020. Acto seguido, los astrónomos han detectado un nuevo objeto, llamado 2020 SO, en una trayectoria entrante que muy posiblemente haga que la gravedad de la Tierra «capture» este objeto A partir de el próximo mes de octubre hasta mayo de 2021, Según las predicciones de los astrónomos. El maestro de física y astrofísico Tony Dune ha realizado la simulación de la trayectoria del objeto, que Conforme sus propias palabras «tendrá un recorrido altamente caótico», por lo cual habrá que someter su sendero a varias revisiones En tanto esté cerquita. <blockquote class=”twitter-tweet”><p lang=”en” dir=”ltr”>Asteroid 2020 SO may get captured by Earth from Oct 2020 – May 2021. Current nominal trajectory shows shows capture through L2, and escape through L1. Highly-chaotic path, so be prepared for lots of revisions as new observations come in. <a href=”https://twitter.com/renerpho?ref_src=twsrc%5Etfw”>@renerpho</a> <a href=”https://twitter.com/nrco0e?ref_src=twsrc%5Etfw”>@nrco0e</a> <a href=”https://t.co/h4JaG2rHEd”>https://t.co/h4JaG2rHEd</a> <a href=”https://t.co/RfUaeLtEWq”>pic.twitter.com/RfUaeLtEWq</a></p>&mdash; Tony Dunn (@tony873004) <a href=”https://twitter.com/tony873004/status/1307729521869611008?ref_src=twsrc%5Etfw”>September 20, 2020</a></blockquote> <script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script> Puede que no sea un asteroide
2020 SO ha sido clasificado De exactamente la misma manera que un asteroide tipo Apolo, una clase de asteroides cuyo sendero cruza la órbita de la Tierra. Ese tipo de cuerpos a menudo rodean nuestro mundo, Pero este en concreto presenta Algunas particularidades: la órbita igual a la de la Tierra y la baja velocidad de 2020 SO sugieren que en realidad no es un asteroide; En verdad, sus características, Según los expertos, son más consistentes con algo creado por el hombre. Los objetos que son de de la Luna Asimismo tienen una velocidad menor que los asteroides, Sin embargo este objeto es incluso todavía más lento. Por ello, todo señala a que estamos ante basura espacial. Muy seguramente la etapa de un cohete Centauro que lanzó una carga útil experimental llamada Surveyor 2 a la Luna en septiembre de 1966, Según explica el astrónomo Paul Chodas, del JPL de la NASA. Esto se explica por el hecho de que A lo largo de décadas se utilizaron una suerte de cohetes con varias etapas (algo De esta manera tal y como con partes «desmontables» que se iban desprendiendo Conforme avanzaba el viaje). La etapa de refuerzo vuelve a la Tierra y se reutiliza, Sin embargo el resto queda en el espacio. Y ahí existe una gran cantidad de esta clase de objetos, aparte de que son muy fáciles de perder por comunicado de los radares humanos, lo cual explicaría que no se hubiera detectado Antes. Coincide con un cohete Centauro
El tamaño estimado de 2020 SO coincide con el de una etapa Centauro de la década de 1960. Según la base de data CNEOS de la NASA, el objeto mide entre 6,4 y 14 metros de largo (una Centauro mide 12,68 metros). Asimismo, esta base de datos dice que este objeto quizá dará dos vueltas cercanas a la Tierra. El 1 de diciembre de 2020, pasará a una distancia de alrededor de 50.000 kilómetros (31.000 millas). Cerquita de del 2 de febrero de 2021, volará a 220.000 kilómetros. Ninguno de Los dos está lo suficientemente cerquita para entrar en la atmosfera terrestre, con lo que el objeto no representa ningún peligro en absoluto. No obstante esas distancias, particularmente a velocidades lentas, pueden ser suficientes para estudiarlo más de cerquita y determinar qué es 2020 SO.