El misterio de los círculos hechos con cráneos de mamuts

Excavaciones en Ucrania y la llanura rusa occidental han sacado a la luz alrededor de 70 misteriosos círculos hechos con los cráneos y otros huesos de docenas de mamuts A lo largo de la edad de hielo. Las llamativas estructuras, que parecen cabañas sacadas de una película de ficción prehistórica, han sido comúnmente interpretadas por los arqueólogos Asimismo que viviendas que nuestros antepasados ocupaban A lo largo de muchos meses. Si es que bien, el nuevo análisis de una de esas misteriosas construcciones situada a las afueras de la moderna aldea de Kostenki, a unos 500 km al sur de Moscú, sugiere que este pudo no haber sido Siempre y en todo momento y en todo momento el caso, Porque sus ocupantes no dejaron suficientes restos De La misma manera que se esperaría de un campamento a largo plazo. El descubrimiento, publicado en la revista «Antiquity», revela Ciertas pistas sobre cómo esas viejas comunidades sobrevivieron a los inviernos extremos en Europa con temperaturas cantera a los 20ºC bajo cero. El Plantel internacional de estudiosos, entre ellos las británicas universidades de Exeter y Cambridge, han concluido que los huesos de Kostenki 11, Al igual que han llamado al yacimiento, tienen más de 20.000 años, por lo que es la estructura circular más antigua construida por humanos descubierta en la zona. El círculo estaba oculto por sedimentos y actualmente se halla a más de 30 cm por debajo del nivel actual de la superficie. Madera carbonizada
La mayoría de los huesos hallados en el sitio investigado provienen mamuts y quizás provenían de cementerios de animales. Se utilizaron un total de 51 mandíbulas cantera y 64 cráneos de mamut individuales para construir las paredes de la estructura de 9 metros por 9 metros y se dispersaron por su interior. De la misma forma se descubrieron ciertos huesos de renos, caballos, osos, lobos, zorros rojos y zorro ártico. Los arqueólogos de Exeter De la misma forma encontraron por 1era vez los escombros de madera carbonizada y de plantas blandas no leñosas dentro de la estructura circular. Conforme los autores, esto muestra que la gente quemaba madera y huesos De La misma manera que combustible y las comunidades que vivían allá habían aprendido dónde buscar plantas alimentos o que Asimismo podrían haberse utilizado para venenos, medicamentos, cuerdas o telas. De la misma forma, se localizaron más de 50 pequeñas semillas carbonizadas, restos de plantas que crecen localmente o seguramente restos de comida de la cocina y la alimentación. Otros hallazgos incluyen más de 300 pequeñas piedras de unos pocos milímetros de tamaño que los residentes del sitio dejaron atrás Despues de desmenuzarlas en herramientas afiladas con formas distintivas para utilizarlas en tareas de carnicería de animales y raspado de pieles. ¿Por qué estaban allá? La última edad de hielo, que barrió el norte de Europa hace entre 75.000 y 18.000 años, llegó su etapa más fría y severa hace de unos 23.000 a 18.000 años, justo Una vez que se construyó Kostenki 11. Las reconstrucciones climáticas indican que en ese momento los veranos eran cortos y frescos y los inviernos largos y heladores, con temperaturas de cerquita de de -20ºC o bien más frías. La mayor una parte de las comunidades abandonaron la región, quizá a causa a La carencia de presas para cazar y semillas que plantar, recursos de los que dependían para sobrevivir. Para concluir, los círculos óseos También fueron abandonados a medida que el clima seguía volviéndose más frío y más inhóspito. Para Alexander Pryor, responsable del estudio, Kostenki 11 representa un raro ejemplo de cazadores-recolectores paleolíticos que viven en este Entorno hostil. «¿Qué podría haber traído a los antiguos cazadores-recolectores a este sitio? Una posibilidad es que los mamuts y los humanos pudieran haber venido al área en masa En tanto que tenía un manantial natural que habría proporcionado agua líquida no congelada A lo largo de todo el invierno, algo raro en este período de frío extremo», explica. «Estos hallazgos arrojan inédita luz acerca de El fin de estos misteriosos sitios. La arqueología nos muestra más sobre de qué manera sobrevivieron nuestros antepasados en este Entorno desesperadamente frío y hostil en el clímax de la última glaciación», añade el estudioso. «La mayoría de los otros lugares en latitudes similares en Europa habían sido abandonados en este momento, Pero estos Grupos habían logrado adaptarse para descubrir comida, refugio y agua», concluye el estudioso.