Un modelo matemático permitirá conocer el número real de infectados por coronavirus

Si es que hay algo de lo que no deja de hablarse En medio estos días es acerca de el número real de infectados por coronavirus, que podría ser muy superior al que reflejan las cantidades oficiales. Sin hacer un muestreo suficiente de la pobación con test (esos que tanto tardan en llegar), los expertos avanzan a ciegas A lo largo de un terreno desconocido. Y peligroso. El problema no es Solo español, Sino más bien tiene carácter general. ¿Cuántos contagiados hay realmente en el mundo? Las estimaciones bailan, No obstante en lo cual todos parecen estar de pacto es que los infectados por la COVID-19 son muchos más de lo cual reflejan las cantidades. Saber la verdad sobre la cuestión se ha convertido en uno de los mayores desafíos de la pandemia. Sin esos datos, en efecto, no será posible poner a punto estrategias capaces de eludir la aparición de nuevos brotes. De ahí que, el trabajo de Ami Srinivasa Rao, directivo del Laboratorio de Teoría y Modelado Matemático de la División de Enfermedades Infecciosas en el colegio Médico de Augusta, en Georgia, y de Steven G Krantz, maestro de Matemáticas en la Universidad de Washington, ha suscitado el máximo interés entre los responsables de la “guerra” en contra de el coronavirus. El número de casos real
En un estudio recién publicado en la gaceta Infection Control and Hospital Epidemiology, Rao y Kranz han llevado a cabo un modelado matemático de la enfermedad y han sido capaces de predecir el número de casos no reportados, obteniendo una data mucho más realista del estado de la pandemia. Otros estudios relacionados de los mismos creadores acerca de modelado matemático del virus pueden buscarse aquí, acá y aquí. “Prepararse para una pandemia -explica Rao- implica conocer los casos verdaderos que se proporcionan entre la población, tanto los que han sido identificados Del mismo modo que los que no. Con mejores números podremos evaluar mejor cuánto tiempo persistirá el virus y de qué manera de grave será. No obstante sin esos números ¿Cómo pueden los sistemas de atención médica y sus trabajadores prepararse para lo cual se Precisa?”. “Disponer de mejores cifras -escriben Rao y Krantz- También es fundamental para cuidar a la población y prepararla mejor ante la pandemia. Hemos querido proporcionar data sobre la magnitud real del problema, y no Sólo acerca de la punta del iceberg”. Para su modelo, los estudiosos tomaron cifras de la COVID-19 de fuentes De exactamente la misma forma que la Organización Mundial de la Salud (OMS), y usaron factores Del mismo modo que la densidad de población de un área, la proporción de población que vive en regiones urbanas (donde hay mayor masificación de personas) y establecieron tres Conjuntos de población: de cero a 14 años, de 15 a 64 y mayores de 65. Debido a la alta tasa de infectividad del virus, consideraron También su “probabilidad de transmisión”. Recursos para refinar el modelo
Rao y Krantz se fijaron en el número de nuevos casos diarios, por encima de 10 y hasta el primer “pico” reportado, Así tal y como en los rangos de fechas para esos picos, que sirvieron Como indicadores de la propensión de los números. Próximamente, nueva datos (Tal y como cuánto tiempo sobrevive el virus en el aire y en varias superficies) podrán refinar todavía más el modelo. El instante límite a la que se aplica el estudio es el 9 de Marzo. Alimentado con esos data, el modelo matemático descubrió, por ejemplo, que en Italia, uno de los países más castigados, Sólo se reportó un caso por cada cuatro de los que Rao y Krantz proyectaron. Lo cual significa, Conforme el modelo, que hasta el pasado 9 de marzo se vivieron por alto 30.223 casos de los cuales nadie explicó. Y eso teniendo presente que en la fecha límite del estudio Italia estaba todavía lejos de conseguir el pico de infecciones. En España se conocen un caso de cada 53
En España las cifras son más abultadas. A 19 de marzo (poco más de una semana luego del límite del estudio) se producía un crecimiento del 27% de infecciones con respecto al día precedente. Lo cual, Según los estudiosos, implica que hasta el 9 de marzo Sólo se informaba de un caso de cada 53 tal vez reales. Y eso se traduce en aproximadamente 87.405 casos y personas no reportadas y que no figuraron en las cantidades oficiales. Lo mismo sucede con otros países europeos. En República Popular China, con su enorme población de más de 1.400 millones de personas y una serie de inconsistencias ampliamente percibidas en sus informes de datos, los estudiosos proyectaron dos rangos para el número de casos reportados en comparación de los casos reales: 1 de cada 149 y 1 de cada 1.104, lo que se traduce en un número de casos no reportados que se sitúa en cualquier punto entre los 12 y los 89 millones de personas. Para EEUU no se dirigió posible llevar a cabo los cálculos, En tanto que el brote de virus tuvo sector entonces del 9 de marzo, fecha en la que los casos totales no llegaban a 500, demasiado pocos para plcar el modelo. Si bien, Rao sospecha que muy quizás, en esa fecha (el 9 de marzo), los casos ya superaban los 90.000. ¿Por qué se están haciendo modelos? “Si las cantidades oficiales fueran más precisas -asegura Rao- los modelos matemáticos no serían necesarios”. El científico indica que el subregistro de casos es un problema común a muchas afecciones, incluídas las más comunes y no infecciosas De la misma forma que las enfermedades cardíacas. “Un modelo nos afirma algo que no se ha observado de manera directa -añade Rao-. Es un experimento biológico hecho en computadoras en sitio de en un Sólo laboratorio”. El 9 de marzo, el número global de casos era de 109.000, y las muertes no superaban las 3.800 en todo el planeta, La mayor parte de ellas en República Popular China. Pero A partir de la 1era semana de abril, un mes posteriormente de la fecha límite del estudio, ya había 1,4 millones de casos y 81.000 muertes en todo el planeta.