Un homenaje matemático a John Horton Conway, fallecido por coronavirus

Quizás a nuestros lectores les suene La denominación de John Horton Conway En tanto que ya se ha hablado de él en este ABCdario de las matemáticas. John Conway es quien ideó el “juego de la vida”, un juego de simulación en el que se recrean procesos que ocurren en realidad en la vida: los organismos figuran, se desarrollan, se reproducen y mueren. Ciertas veces se puede llegar a una configuación estable, otras veces se genera la extinción. Con este juego Conway se dirigió más allí de las matemáticas y aparece en todos y cada uno de los textos de biología matemática y de computación Del mismo modo que un clásico al que citar. Con ese ejemplo el uso de los autómatas celulares dio un salto insólito. En el artículo al que nos hemos referido se detalla en qué consiste ese modelo que, A partir de luego ha tenido enorme importancia y Además, aun Hoy, una parte de la modelización matemática destinada a comprender y controlar el COVID-19 utiliza otro nuevo tipo de autómatas celulares. En la fecha se habló de Conway en esta sección del diario era por un motivo alegre: se le había hecho un homenaje (Si es que bien con un fallo) en la estación de metro de Cambridge Nord Puesto que él se había formado en la Universidad de Cambridge. El jornada de hoy volvemos a platicar de él por el hecho de que ha sido víctima del coronavirus. Ya no nos va a deleitar con más juegos matemáticos, ni con magia, ni con pensamientos y filosofía de las matemáticas. John Horton Conway ha fallecido el 11 de abril, sábado. ¿Por qué resaltamos que era sábado? Solamente Puesto que el 4 de abril También lo era: el 11 de abril ocurre justo una semana después. Estos información, aparentemente irrelevantes, se utilizan en una regla, muy fácil, para saber en qué día de la semana ocurre una determinada fecha: el algoritmo Doomsday de John Conway. Él observó que Siempre y en todo momento, en cualquier año, el 4 del 4, el 6 del 6, el 8 del 8, el 10 del 10 y el 12 del 12 Siempre y en toda circunstancia y en toda circunstancia caen en exactamente el mismo jornada de la semana. En 2020 ese día es el sábado. Y Conway nos ha dejado justo una semana Después de uno de sus doomsdays (cuya traducción sería la día del objetivo del mundo). Aparte de esos días, hay unas cuantas fechas importantes más que Asimismo caen en el mismo día de la semana. Por ejemplo, el 0 de marzo (que es el 29 de febrero en años bisiestos y el 28 en años que no lo son), la jornada de Pi (14 de marzo) o bien el 4 de julio (fiesta de los Estados Unidos), el 25 de julio (festividad de Santiago), el 15 de agosto o el 26 de diciembre. Este es un procedimiento sencillo que nos permite, sin mirar el calendario, deducir la este día de la semana de una fecha (usando las que son conocidas Al igual que referencia) y nos muestra la capacidad de observación de Conway. Conocí a John Conway A lo largo del libro Carnaval matemático de Martin Gardner. Este libro inicia con una dedicatoria: «A John Horton Conway, cuyas continuas contribuciones a la matemática recreativa son únicas por su combinación de profundidad, elegancia y humor». El primer capítulo de este libro Asimismo está dedicado a un par de juegos ideados por Conway el juego sprouts (literalmente brotes Sin embargo llamado en la traducción española de ese libro drago) y el Brussels sprouts. El primero de ellos, que literalmente se podría traducir Del mismo modo que brotes, es un juego a caballo entre la topología y la teoría de grafos con el que muchas personas se han iniciado, informalmente, en estos ámbitos. Invitamos a los lectores a que estos días de confinamiento jueguen: es muy sencillo y Sólo se Necesita papel y lápiz. 1. Se inicia con unos cuantos puntos sobre una hoja de papel (si es que van a jugar aconsejamos que en las primeras partidas no empiecen con muchos: 4 o bien 5 son suficientes). 2. Un movimiento consiste en unir un punto con otro (o bien con él mismo con un bucle) y situar un nuevo punto sobre esta línea que hemos dibujado. 3. La línea puede contar cualquier manera Sin embargo no puede cortarse a sí misma, ni cruzar otra, ni pasar por un punto que estuviese dibujado. 4. De ningún punto pueden salir más de 3 líneas. 5. Los jugadores dibujan curvas por turno y gana la última persona que es capaz de hacer un movimiento. El próximo esquema muestra el crecimiento de un posible juego con 3 puntos inicialmente: El juego es entretenido de por sí, Pero tiene interés matemático: Asimismo de poder idear estrategias, se puede probar que el juego termina De exactamente la misma manera que muy tarde Acto seguido de 3n-1 jugadas Una vez que inicialmente teníamos n puntos. John Conway hizo importantes contribuciones en teoría de Grupos, teoría de números, álgebra, geometría, topología, teoría de lazos, combinatoria, teoría de juegos y física teórica, entre otras. Es autor de más de 10 libros y cerca de 150 artículos de alto nivel. Siempre y en todo momento estuvo preocupado por difundir sus conocimientos no Solo entre la comunidad matemática Sino más bien más bien verdaderamente creía en la transdisciplinariedad y en ayudar a los más jóvenes, Puesto que ellos son los encargados, en primera instancia, de hacer que se permanezca en el progreso del conocimiento. Conocí a Conway una tarde en una merienda a la que asistíamos los participantes el el Gathering for Gardner de 2008, en Atlanta. Había encargado a los más jóvenes que le trajeran piñas y estaba clasificando las piñas Según el número de espiras que tenían (lo frecuente es que las espiras destrógiras y levógiras sean números consecutivos de la sucesión de Fibonacci). Él hablaba con todo el planeta y nos enseñaba juegos, bromas y, Siempre y en todo momento y en todo momento y en todo momento, matemáticas. Después de ese año nos encontramos 3 veces más: en 2010, 2012 y 2014, Siempre y en toda circunstancia y en toda circunstancia y en todo momento en exactamente el mismo poder legislativo. Proponemos otro reto para los lectores: de qué manera continúa La siguiente secuencia: 3, 13, 1113, 3113, 132113, 1113122113, 311311222113, … Esa sucesión tiene nombre propio: es la conocida De exactamente la misma manera que sucesión de Conway Pero Asimismo es conocida con otro nombre que preferimos no revelar para no extraer el misterio de de qué forma permanece, por el hecho de que el otro nombre de esa sucesión da una pista especial para proseguirla. Conway era aficionado a la magia y acá Queremos mantener la forma De esta manera como él lo habría presentado Sin embargo Tal y como quería que todos disfrutasen con las matemáticas seguro que habría dado una referencia para consultar en el caso de desesperación. Lo mismo que hacía con las piñas lo hacía con otras situaciones de la vida: le encantaba observar. Y lo reflejaba en sus libros, De exactamente la misma forma que The book of numbers, escrito conjuntamente con Richard Guy, otro matemático que nos abandonó hace un mes. El libro es una delicia en la que agrega algo de historia, algo de humor y mucha matemática. Encuentra relaciones geométricas en los números y transmite la sensación de que las diferentes parcelas en las que hemos clasificado las matemáticas no son tales. El libro empieza con lo sencillo: pautas en números naturales y concluye con una de sus creaciones más sorprendentes, los números surreales, los que describe De La misma manera que unos números que llenan los huecos entre los números ordinales de cantor Al igual que los números reales llenan los huecos que hay entre los enteros. Donald E. Knuth, particular matemático que se quedó con el premio BBVA Fronteras del Conocimento en 2011, es el cantautor de una novela inspirada en los números surreales, en la que escribe la oración Conway afirmó a los números: «sed fructíferos y multiplicaos». John Conway se ha ido, Pero nos queda su amplia álbum. Fernando Blasco es profesor de Matemática Aplicada de la Universidad Politécnica de La capital española, miembro de la Comisión de Divulgación de la Real Sociedad Matemática Española (RSME) y miembro del Comité de Sensibilización Pública de la Sociedad Matemática Europea. El ABCdario de las Matemáticas es una sección que surge de la colaboración con la Comisión de Divulgación de la RSME.