fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Ciencia Sociedad

Descubren una enorme anchoa de dientes de sable

Parece una criatura de pesadilla, No obstante es completamente real. Medía unos 30 centímetros y nadaba en grandes bancos, Del mismo modo que lo están haciendo sus descendientes actuales. Vivió entre hace 41 y 54 millones de años, en un planeta en el que ya no había dinosaurios, y estaba equipada con un único y prominente diente de sable que surgía de su mandíbula superior. Conforme un estudio recién publicado en la Royal Society Open Science, Estudiosos de las universidades de Michigan, Oxford, Turín y el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales explican que Una vez que los dinosaurios y otros grandes predadores se extinguieron hace unos 66 millones de años, un gran número de criaturas evolucionaron para ocupar los nichos que habían dejado libres. Y las anchoas de diente de sable estaban entre esas criaturas. Muy diferentes de las comedoras de plancton actuales, Algunas anchoas antiguas, en efecto, cambiaron hasta convertirse en voraces depredadores capaces de cazar y devorar otros peces. Para su estudio, los investigadores examinaron dos fósiles hallados en zonas muy diferentes del mundo: uno de 30 cm de longitud que apareció incrustado en una formación rocosa alrededor Chievres, en Bélgica; y otro fósil parcial encontrado en la provincia de Punjab, en Pakistán. Los dos tenían edades comprendidas entre los 41 y 54 millones de años. Y tenían en común el diente de sable de su mandíbula superior. Los científicos utilizaron tomografías microcomputerizadas, una versión reducida de la técnica que usan los médicos para escanear a sus pacientes, y obtuvieron Así capturas de alta Resolución de los cráneos de Ambos peces. Imágenes que mostraron la presencia de hileras de colmillos en las mandíbulas cantera de las anchoas y un puntiagudo diente de sable en la mandíbula superior. El fósil de Pakistán era una nueva especie, y los investigadores lo llamaron Monosmilus chureloides
, en honor del “churel” una criatura mítica de colmillos afilados que puede cambiar de forma y aparece en muchas leyendas del sur de Asia. El análisis de los detallado de los fósiles descubrió que Los dos especímenes son primos recientes de las anchoas actuales. Aunque a diferencia de sus parientes modernos, que son dóciles, estas viejas criaturas tal vez utilizaban sun afilados colmillos para enganchar a sus presas. El inesperado hallazgo ilustra a la perfección el extraordinario ajuste evolutivo que siguió al evento de extinción del Cretácico, Cuando en que un asteroide de 10 kilómetro de diámetros colisionó contra la Tierra y causó la desaparición de cerquita del 70% de todas las especies vivientes tanto en el aire De este modo como en la tierra y el mar. La Naturaleza arrancó inmediatamente a rellenar los huecos dejados por los dinosaurios y las anchoas, semejante que muchas otras criaturas, se aprovecharon de ello.