fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Ciencia Sociedad

Gobierno y Junta de Andalucía crean un consorcio para construir el acelerador del reactor nuclear inagotable

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la constitución de un consorcio entre el Ministerio de Ciencia y Además Innovación y la Junta de Andalucía que permita desarrollar e impulsar las actividades del proceso de la candidatura española a hospedar las instalaciones experimentales de una fuente de neutrones famosa Al igual que IFMIF-DONES. España refuerza De esta forma su apuesta para que el proyecto se instale en Granada, en una iniciativa conjunta de España y Croacia que cuenta con el aval del Programa de Fusión Europeo, ha informado en una nota de prensa del Ministerio de Ciencia y Asimismo Innovación. Este proyecto se enmarca en el programa que la Unión Europea está desplegando para desarrollar la fusión Al igual que fuente de energía, en una colaboración internacional que añade a República Popular China, Corea del Sur, U.S.A., India, El país japonés y Rusia. El plan europeo es construir una Planta Demostradora de Producción Eléctrica de Fusión (DEMO), que consta de dos partes: uno es el ITER (Reactor Termonuclear Experimental Internacional), un reactor de fusión nuclear experimental, y otro es el IFMIF-DONES (International Fusion Materials Irradiation Facility-Demo Oriented NEutron Source), un acelerador de partículas. Este IFMIF-DONES es fundamental para estudiar y desarrollar ciertos de los materiales que serán precisos en el ITER, por ejemplo en las paredes del reactor de fusión. Una inversión de cientos de millones
En estos instantes, España está compitiendo con El país japonés por hospedar estas instalaciones. En caso de que tuviera victoria, el consorcio formado por el Gobierno y la Junta prestarían apoyo para la construcción y operación del IFMIF-DONES. El IFMIF-DONES supondrá una inversión de más de 360 millones de euros en una 1era fase y más 600 millones en una siguiente etapa, con unos presupuestos de cirugía respectivos de 55 y 100 millones de euros al año. Se espera que el acelerador genere un retorno económico cercano a los 1.000 millones de euros.