fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Ciencia Sociedad

Detectan Por primera vez un cáncer maligno en un Solo dinosaurio

Los dinosaurios También padecían de cáncer. Esta es la conclusión a la que llega un estudio publicado en «The Lancet Oncology» y realizada por un club del Royal Ontario Museum (ROM) y la Universidad McMaster. La investigación ha descubierto y diagnosticado un cáncer de hueso maligno agresivo, un osteosarcoma, que sería el primero descubierto en un dinosaurio. No se han documentado anteriormente cánceres malignos (tumores que pueden propagarse por todo el cuerpo y contar graves consecuencias para la salud) en esta clase de gigantes prehistóricos. El hueso en cuestión es el peroné (hueso de la parte inferior de la pierna) de Centrosaurus apertus
, un dinosaurio que vivió hace 76 a 77 millones de años. Descubierto originalmente en Dinosaur Provincial Park en Alberta en 1989, se pensó en un Sólo principio que el extremo malformado del fósil representaba una fractura curativa. Al observar las propiedades inusuales del hueso en el Museo Royal Tyrrell en 2017, Mark Crowther, maestro de Patología y Medicina Molecular, y Múltiples colegas decidieron investigar más a fondo la ocación. Reunieron un Plantel de especialistas en diferentes disciplinas Tal y como la patología, radiología, operación ortopédica y paleopatología. «El diagnóstico de cáncer agresivo Tal como este en los dinosaurios ha sido bastante difícil y requiere experiencia médica y varias niveles de análisis para identificarlo adecuadamente -explica Crowther-. Acá, mostramos la firma inconfundible del cáncer de hueso avanzado en un Solo dinosaurio con cuernos de hace 76 millones de años, el primero de su tipo. Es muy emocionante». Comparación entre secciones delgadas de la espinilla cancerosa (izquierda) y la espinilla normal del dinosaurio cornudo Centrosaurus apertus. Los fósiles acudieron seccionados delgados para comparar la microestructura ósea y diagnosticar adecuadamente el osteosarcoma – Royal Ontario Museum / McMaster University
Después de analizar, documentar y moldear esmeradamente el hueso, el elenco realizó una tomografía computarizada (TC) de alta Decisión. Más tarde seccionaron finamente el hueso fósil y lo examinaron bajo un microscopio para evaluarlo a nivel celular óseo. Se utilizaron potentes herramientas tridimensionales de reconstrucción por TC para visualizar la progresión del cáncer a través del hueso. Usando este riguroso proceso, los investigadores llegaron a un diagnóstico de osteosarcoma. Para confirmar este diagnóstico, compararon el fósil con un peroné normal de un dinosaurio de exactamente la misma especie, En este sentido De exactamente la misma forma que con un peroné humano con un caso confirmado de osteosarcoma. De esta forma hallaron que el espécimen fósil es de un dinosaurio adulto con una etapa avanzada de cáncer que pudo haber invadido otros órganos del cuerpo. No obstante la enfermedad no se dirigió lo que le mató: sus escombros se encontraron en una tumba masiva de huesos, lo que sugiere que falleció junto a una enorme manada de Centrosaurus a causa a una inundación. La masa tumoral principal está en la parte superior del hueso, y se puede ver en la reconstrucción 3D en amarillo; rojo gris es el hueso normal y rojo denota la cavidad medular. – Royal Ontario Museum / McMaster University
«El hueso de la espinilla muestra cáncer agresivo en una etapa avanzada. La enfermedad habría tenido efectos devastadores en el individuo y lo habría hecho muy vulnerable a los predadores de la época», explica David Evans, catedrático de Paleontología de Vertebrados del ROM y experto en esta clase de especies de dinosaurios. «El hecho de que este herbívoro viviera en una gran manada protectora puede haberle permitido sobrevivir más tiempo de lo normal con una enfermedad tan devastadora». El osteosarcoma es un cáncer de hueso que Por lo general ocurre en la 2da o tercera década de la vida. Es un incremento excesivo y desorganizado de hueso que se propaga de manera rápida en ese hueso Del mismo modo que a otros órganos, Por norma general el pulmón. Este estudio tiene De La misma manera que objetivo establecer un nuevo estándar para el diagnóstico de enfermedades poco claras en los fósiles de dinosaurios y abre la puerta a evaluaciones más precisas y seguras. Establecer vínculos entre la enfermedad humana y las enfermedades del pasado ayudará a los científicos a comprender mejor la evolución y la genética de diversas enfermedades. La patentiza de muchas otras enfermedades que compartimos con los dinosaurios y otros animales extintos todavía puede estar presente en otras colecciones de museos que necesitan un nuevo punto de vista para ser examinadas.