fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Ciencia Sociedad

Alarma mundial: el deshielo en Groenlandia alcanza el punto de no regreso

La capa de hielo que cubre Groenlandia está tocada de muerte. De hecho, y Conforme se publica en Nature Communications, la retirada de los hielos ha alcanzado allá el punto de no regreso, de manera que continuaría produciéndose incluso si es que el calentamiento global se detuviera de repente. Ahora de la que cubre la Antártida, la de Groenlandia es la 2da mayor extensión de hielo del planeta. Sus glaciares llevan décadas perdiendo hielo de manera acelerada y ahora una nueva investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad Estatal de Ohio ha descubierto que en estos instantes la pérdida de hielo glacial es hasta un 14% superior de la que se producía entre 1985 y 1999. La masa de hielo se derrite a un ritmo de 500 gigatoneladas por año (500.000 millones de toneladas), más de lo cual se repone A lo largo de la estación de nevadas anuales. Conforme los científicos, si se proyecta esta propensión en el futuro, la capa de hielo seguirá perdiendo masa En medio 99 de los recientes 100 años. “El retroceso de los glaciares -explica Ian Howatt, coautor del estudio- ha llevado a toda la capa de hielo a una dinámica de pérdida constante. Incluso si el clima se mantuviera parecido, o bien se enfriara un poco, la capa de hielo seguiría perdiendo masa”. “Lo que hemos descubierto -añade Por su parte Michaela King, música y escritora primordial de la investigación- es que el hielo que se derrite en el océano supera con creces la nieve que se acumula en parte superficial de la masa helada”. 200 glaciares en retroceso
Para llegar a estas conclusiones, King y sus colegas examinaron data mensuales de satélite de más de 200 grandes glaciares que desembocan en el océano alrededor de Groenlandia. Esas observaciones muestran cuánto hielo se fragmenta en forma de icebergs o bien se derrite de manera directa de los glaciares. E la volumen de nieve que cae cada año, que es la manera natural en que los glaciares se van regenerando. Según el estudio, A lo largo de las décadas de 1980 y 1990 la nieve acumulada y el hielo derretido o bien desprendido de los glaciares estaba en equilibrio, lo cual mantenía prácticamente intacta la capa de hielo. Si bien, sigue King, la ocación se señaló “relativamente estable hasta el momento en que se desencadenó un gran aumento en la descarga de hielo al océano En medio un breve periodo de cinco o seis años”. El análisis de los investigadores descubrió que las pérdidas de hielo Comenzaron a aumentar de manera constante Desde el año 2000, No obstante no De este modo las nevadas, que continuaron constantes. Lo cual significa que, especialmente En medio la última década, la capa helada de Groenlandia ha estado perdiendo más hielo del que se repone. En la ocación actual, la capa de hielo Sólo ganará masa en uno de los cercanos cien años. Según la investigadora, los grandes glaciares de Groenlandia se han retirado, De exactamente la misma forma que media, unos 3 kilómetro A partir de 1985 y eso, manifestó, “es mucha distancia”. Los glaciares, En verdad, se han reducido lo suficiente Al igual que para que muchos de ellos se encuentren ahora en aguas más profundas, lo que implica una mayor volumen de hielo en contacto con el agua y, en consecuencia, un deshielo cada vez más pronunciado. Conforme el estudio, incluso si los humanos fuéramos ahora milagrosamente capaces de detener el cambio climático, el hielo perdido por los glaciares seguiría excediendo al obtenido por la acumulación de nieve, por lo que la capa de hielo seguiría encogiéndose Durante muchos años. Esta drástica reducción de los glaciares de Groenlandia constituye un serio problema para todo el mundo. El hielo derretido, En verdad, termina en el Océano Atlántico y, Para terminar, en el resto de los océanos del mundo. Y resulta que el hielo de Groenlandia es uno de los mayores contribuyentes al desarrollo del nivel del mar: el año pasado, por poner un ejemplo, se derritió o desprendió la suficiente volumen de hielo para hacer que los océanos se elevaran 2,2 mm en apenas dos meses.