fbpx

Prensa Libre Online

La otra noticia

Ciencia Sociedad

La Agencia Espacial Europea reduce su presupuesto para 2021

La Agencia Espacial Europea (ESA) contará con un presupuesto de 6.490 millones de euros para 2021, ante a los cerca de 6.680 millones que se presupuestaron para el pasado año, lo cual supone 190 millones menos. De esta forma lo ha dado a conocer este jueves el futuro director general de la Agencia, Josef Aschbacher, que ha participado junto al actual director de la organización, Jan Wörner, en la tradicional rueda de prensa que concede el directivo a principios de año para hacer balance de la Agencia y presentar los primordiales retos a los cuales se enfrenta de hacia al nuevo año. Según los planes de la ESA, el grueso de la financiación en este nuevo año irá para misiones sobre Observación de la Tierra (1.439,9 millones) y para Transporte Espacial (1.175,8 millones). Ambos programas suman el 40,3% del presupuesto. De los 6.680 millones que va a tener de presupuesto la ESA para este año, el 67% (4.348,3 millones) procederá de los Estados miembros de la Agencia y un 25% de la UE (1.622,5 millones). Francia aportará este año un total de 1.065,8 millones de euros, lo que representa el 23,4% del total que financiarán los países. En segundo lugar se halla Alemania, que contribuirá con 968,6 millones (21,3%), seguido de Italia, que participará con 589,9 millones (13%) y Reino Unido, con 418,8 millones (9,2%). España permanece siendo el quinto país que más dinero aportará a la ESA, en concreto, 223,6 millones (el 4,9%). Todos y cada uno de los Estados integrantes contribuyen a los denominados programas ‘obligatorios’ en función de su Producto Nacional Bruto. Los otros programas, conocidos De exactamente la misma forma que ‘opcionales’, Solo son propiedad de interés para ciertos Estados miembros, que son libres de decidir su nivel de participación. Los programas ‘opcionales’ cubren áreas De La misma manera que la observación de la Tierra, las telecomunicaciones, la navegación por satélite y el transporte espacial. Del mismo modo, la Estación Espacial Internacional y la investigación de microgravedad se financian con contribuciones opcionales. El fracaso de Ingenio
Wörner ha destacado algunos hitos de la ESA llevados a cabo en 2020, Del mismo modo que por servirnos de un ejemplo la misión Copernicus, que se ha demostrado que está funcionando “perfectamente” o bien el “reto global” que ha supuesto la irrupción de la pandemia de Covid-19. El Todavía directivo general de la ESA, que dará el relevo a Aschbacher en julio, También ha celebrado el lanzamiento en septiembre de los 53 satélites SSMS (siglas de Small Spacecraft Mission Service) a bordo de un cohete Vega de servicio de vuelo compartido, De esta forma De exactamente la misma forma que las aplicaciones de navegación de la misión Galileo, que cuenta ya con 26 satélites en operación. «Es un enorme éxito de Europa, la UE y la ESA», ha señalado. Del mismo modo, ha querido mencionar la «capacidad industrial española», que se materializó el año pasado con el lanzamiento del satélite Ingenio. Aunque, esta misión, que iba sendero de convertirse en todo un hito al ser el primer satélite 100% español, fracasó. Según ha manifestado Wörner, el fracaso del lanzamiento Sólo demuestra que «el espacio es arriesgado». Qué se espera en 2021
Con respecto a este 2021, Josef Aschbacher ha adelantado que la inédita década de exploración europea es ya «una realidad». De este modo, para este año, dos astronautas regresarán a la ISS y se han aceptado misiones para tres astronautas en Gateway (estación de apoyo para las misiones a la Luna y Marte). 2021 También albergará el lanzamiento (para octubre) del nuevo Telescopio Espacial James Webb -un proyecto conjunto de la NASA, la ESA y la Agencia Espacial Canadiense (CSA) que deberá lugar al Hubble- A partir del Puerto Espacial Europeo de Kurú (Guayana Francesa). Webb dejará entender mejor el proceso de formación de galaxias, estrellas, planetas y posiblemente hasta los orígenes de la vida. a su vez, a finales de año se lanzará la primera misión Artemis de la NASA, que llevará nuevamente a humanos a la Luna con ayuda del Módulo de Servicio Europeo de la ESA. Asimismo en 2021, la ESA espera traer muestras de Marte a la Tierra, lanzar el Brazo Robótico Europeo (ERA) en mayo, el cual se utilizará para ensamblar y dar servicio al segmento ruso de la plataforma orbital y Asimismo ir desarrollando una infraestructura de comunicaciones cuánticas en Europa, con El propósito de que estén preparados unos servicios viables mínimos a principios de 2024. Conforme ha advertido Aschbacher, Europa se abre ahora a lo que llama un «nuevo espacio», en el que predominarán la reducción de costos, la comercialización, la innovación, la Inteligencia Artificial, la agilidad y la flexibilidad.