Jeff Bezos consigue conseguir el espacio con un vuelo perfecto de la nave New Shepard

Jeff Bezos y su compañía, Blue Origin, terminan de firmar un importante capítulo en la historia del turismo espacial. Su nave, la New Shepard, ha demostrado que es capaz de ejecutar un vuelo con una tripulación de cuatro personas que ha incluido al propio Bezos, a su hermano y a la persona más anciana y más adolescente que nunca han cruzado el límite con el espacio. Caras sonrientes que no han dejado de mostrar su alegría Durante todo el viaje, que ha sido retransmitido en riguroso directo En medio internet. Un vuelo de 11 minutos que salía diez minutos acto seguido de la hora planeada, las 9.10 de la mañana hora local (15.00 hora española) Desde las instalaciones de Blue Origin en Van Horn (Texas). «Esto es increíble», se podía escuchar comentar a los pasajeros, entre gritos de júbilo y emoción. Pocos minutos a continuación, el cohete se separaba de la cápsula -que se pilota de manera autónoma, con lo que no Necesita a absolutamente nadie a los mandos- y llevaba a sus pasajeros a 103 kms de altura, superando la marca establecida hace una semana por el aeroplano espacial de Richard Branson, que alcanzó a los 88 kms sobre parte superficial terrestre. A lo largo de unos minutos, la tripulación ha podido sentir cómo es el viaje de los astronautas, incluida la gravedad cero, observando la vista de la Tierra y el negro profundo del universo. Mientras el cohete volvía a la plataforma de lanzamiento, la cápsula continuaba su recorrido, aterrizando Gracias a su triple paracaídas. «¡Quiero más!», se escuchó Desde dentro de la cápsula instantes Antes de que la tripulación saliera nuevamente al exterior. «Es el mejor día de mi vida», decía Bezos. Caras de enorme satisfacción y gritos de alegría al buscarse con sus seres queridos, que les han aguardado con champán para celebrar un «vuelo histórico», tal y De La misma manera que recalcaban A partir de el club de Blue Origin. La tripulación
A pesar de que Bezos ha sido el protagonista indiscutible del jornada, había alguien en el interior de la New Shepard que llevaba más tiempo esperando ir al espacio que él. Se trata de la veterana piloto Wally Funk, de 82 años. Contratada Tal y como aviadora del programa Mercury para mujeres, trató hace seis décadas unirse al cuerpo de astronautas de la NASA, Sin embargo se dirigió excluida del proyecto por cuestiones de género. En verdad, la primera estadounidense en llegar al espacio Todavía debería aguardar, y no sería hasta 1983 en el horario Sally Ride marcó el hito histórico (el privilegio de ser la primera esposa en el espacio lo conseguiría la cosmonauta Valentina Tereshkova en 1963). «Todavía Me siento Del mismo modo que En el momento en que tenía 24 años», afirmaba Funk en una entrevista previa al vuelo a la cadena CBS. Funk protagonizó una de las anécdotas del jornada al no descubrir el comando para comunicarse con el control. «Wally, aprieta ese botón», se pudo oír a Bezos instantes Ya antes de que Funk confirmase que oía «alto y claro» la comunicación, Al igual que el resto de pasajeros. En el año 2000 Bezos creó Blue Origin con El objetivo de conseguir el sueño de su infancia: volar al espacio. Cinco años Ya antes había fundado Amazon, la compañía que le ha hecho el hombre más rico del planeta. «La gente que va al espacio dice que regresa cambiada. No puedo esperar a ver qué A mí me ocurre a mí», aseveraba en otra entrevista concedida a la NBC. A su lado, su hermano, Mark, un inversor de capitales de riesgo y bombero voluntario al que Bezos elegía en primer sector De La misma manera que compañero de aventuras y que se mostraba «enormemente agradecido» por el gesto de su hermano mayor. A casi última hora completaba el elenco Oliver Daemen, un Pupilo de 18 años, cuyo padre (el director ejecutivo de Somerset Capital Partners, Joes Daemen) participó en la puja por el Cuarto asiento. Aunque, en un Solo principio no tendría que estar allí, Porque no fue Daemen quien ganó la subasta, Sino un adinerado anónimo que por incidentes de agenda no ha podido estar en el vuelo inaugural de la New Sephard (Si bien ya se ha confirmado que estará en un próximo viaje). «La emoción supera al nerviosismo», avisó el joven instantes Ya antes del despegue. Según ha desvelado el club de Blue Origin, Desde Hoy están abiertas las inscripciones para participar en los posteriores vuelos, Los dos recientes este mismo año.