Todos alguna vez quisimos dejar de comer carne (sobre todo cuando eramos chicos) por sentir empatía con los animales y evitar que les hagan daño, pero la realidad es que es un estilo de vida completamente diferente al cual estamos acostumbrados y cuesta renunciar a nuestras comidas favoritas y modificar nuestras costumbres. Quienes adoptan estas prácticas al %100 lo hacen con convicción y tienen un fuerte compromiso con la causa y con lo que creen.

Se define al veganismo como toda práctica que consiste en el rechazo de la utilización y consumo de productos que involucren el maltrato, sufrimiento o muerte de algún animal. Siguiendo con la definición, los veganos no solo son muy cuidadosos con lo que comen sino también muy estrictos hasta en el tipo de ropa que utilizan y los productos que usamos en nuestra vida cotidiana como los de higiene personal y limpieza.

Son cada vez mas los jóvenes que adoptan este estilo de vida ya sea para seguir una dieta saludable, para bajar de peso o simplemente por seguir una moda temporal, contagiosa.

Se puede hablar del veganismo como una subcultura en constante crecimiento. Convivimos juntos en sociedad regidos por las mismas normas sociales y costumbres generales como por ejemplo el saludo, las normas de cortesía, la forma de hablar, las expresiones faciales, gestos y el idioma; pero la comunidad vegana tienen propias formas de pensar, vestirse y sobre todo de comer.

Son comportamientos que en parte se deben a la concientización cada vez mayor que tenemos acerca de lo que consumimos  a diario y del impacto negativo que causan las industrias en el medio ambiente.

Es una práctica difícil de sostener si uno no tiene la información adecuada y el tiempo suficiente para investigar acerca que cada producto y la preparación de los mismos.

Ahora es todo mas fácil, la comunidad vegana es cada vez mas grande y muchos se dedican a promover y difundir el uso de alternativas para todos los artículos cotidianos derivados de los animales.  Muchos son emprendedores de su propio negocio de productos veganos como comida y ropa y los difunden a miles de personas vía redes sociales. También se organizan ferias en donde se pueden encontrar stands de comida orgánica, jugos naturales, plantas aromáticas, y espacios donde se dan charlas sobre nutrición deportiva, acerca de como tener una correcta alimentación y prevención de enfermedades como celiaquía, diabetes, hipertensión y obesidad.

Todas estas actividades están a disposición de toda persona que este interesada, sea parte de la comunidad o no, para conocer estas alternativas ecológicas, comer algo diferente y sano, informarse acerca del por qué de estos comportamientos y aprender a respetar la ideología del otro.