Gestión de Almacenes

A lo largo del tiempo el almacenamiento fue cambiando y expandiendo sus competencias. Hoy en día un almacén brinda no solo un servicio, sinó una estructura funcional y orgánica para empresas. Representa el eje central de la logística comercial e industrial. El almacén brinda seguridad y control, además de abastecer a la compañía en lo necesario para su desempeño. No solo representa a un espacio donde aguardan los productos. Actualmente es un punto estratégico de control y proveeduría  de los elementos que generan valor en la compañía

De qué se trata la gestión de almacenes y logística

Para gestionar un almacén es necesario entender que es un proceso de logística. La recepción y el almacenamiento, incluyendo en movimiento interno de los productos. Todas estas son operaciones logísticas requieren de una recopilación y uso responsable de los datos.

Todo proceso en un almacén, genera información que debe ser conservada con el fin de que las tareas de logística sean proliferas. Optimizar la funcionalidad del área depende de dos ejes 1. El abastecimiento 2. distribución física.

Gestionar un almacén implica garantizar suministros continuamente de forma oportuna. Esto es esencial puesto a que brinda a la organización el flujo necesario para mantenerla activa. Si llegasen a perder el ritmo perjudicaría a la empresa.

Al gestionar un almacén nos posicionamos dentro de los procesos logísticos. Estos son mapeables entre Gestión de Inventarios y la Gestión de Pedidos y Distribución. Por lo cual conlleva la responsabilidad de realizar, desde la recepción, un registro minucioso. Cada unidad física almacenada deberá ser preservada para su posterior utilización.

Dentro de un depósito deberá llevarse a cabo los siguientes procesos:

  • Planificación.
  • Aprovisionamiento.
  • Gestión de productos existentes.
  • Organización de almacenes propiamente dichos.
  • Administración de pedidos y logística de distribución.
  • Atención al cliente

Objetivos en la gestión de un almacén

Fundamentos y principios que enmarcan la existencia de un almacén es el recurso y utilización de inventarios de existencia. En ellos se afirma la gestión de los mismos distando del simple acto de acumular.

Los objetivos que persigue una buena gestión de almacenes son:

  • -Eficiencia y eficacia en las entregas.
  • -Fiabilidad.
  • -Recucción de precios.-Crecimiento de volumen a disposición.
  • -Minimización de acarreos y transportes.

Los beneficios obtenidos en su empleo son:

  • -Reducción de procesos administrativos.
  • -Agilidad en todos los procesos logísticos.
  • -Optimización de inversiones circulantes.
  • -Beneficios en la calidad del producto.
  • -Reducción de costos
  • -Procesos más cortos.
  • -Mayor satisfacción de los clientes.

Leé también:

Las arroceras, las mentiras, el Congreso y el pacu.